domingo, 27 de enero de 2008

Un soneto para empezar el año

Copio aquí una traducción que realicé hace ya demasiados eneros:


Desde el portal de Jano, el nuevo año
manda nuevas promesas de deleite;
y al viejo diciendo adiós, ya caduco,
ordena que se extingan los cuidados.

Saliendo de la noche hosca de invierno,
el nuevo amor, dormido entre la umbría
lo quiere despertar, batir las alas
locas con él, y sus mortales dardos.

La alegre primavera, ya en sazón,
dispuesta está a salir a recibirlo,
y le advierte a la tierra, con sus flores,
que se adorne y que teja un manto hermoso.

Hermosa flor que bebes juventud,
a un nuevo amor apréstate a entregarte.

EDMUND SPENSER

No hay comentarios: