domingo, 17 de febrero de 2008

La lectora del blog



Muchas veces, cuando estoy escribiendo en el ordenador del estudio, esta señorita salta a mi mesa y se interpone entre la pantalla y yo, o bien sencillamente actúa como antena y me roba la conexión inalámbrica, y me deja sin señal. Entonces parece que se hincha, hecha un ovillo con sílabas de poemas y de citas, de fotos de escritores y portadas de libros. Ronronea en endecasílabos y maúlla en inglés.

2 comentarios:

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Esa señorita se parece mucho a la que motiva las entradas de mi blog que etiqueto como "K.". No sabes cómo me alegra encontrar a alguien que comparte esta inofensiva debilidad por... los gatos (o, mejor dicho, las gatas).
Un abrazo.

alejo dijo...

Me uno a la causa: yo tengo un gato rubio que disemina pelo por todo el escritorio y se tumba sobre el teclado hasta bloquear la tecla de mayúsculas. Y vive frustrado de no conocer hembra, ¿no tenéis ganas de ampliar la familia? ;-). Abrazos.