martes, 26 de febrero de 2008

Piazza Navona

Igual que quienes cierran tras nosotros
el telón de la escena,
sentados a otras mesas, sonrientes,
y quizá tan dichosos,
también tú y yo, ahora,
seremos periféricos intrusos
en fotografías viajeras
mostradas en Los Ángeles o México,
enmarcadas en Oslo o Copenhague.
Igual que otros perviven, inmutables,
en esta imagen nuestra exaltada,
así nosotros multiplicados, miles,
testimonio ofrezcamos al mundo del asombro
de estar en Roma juntos, siempre amándonos,
con colores que nunca amarilleen.

No hay comentarios: