viernes, 1 de febrero de 2008

Un poema de Poe


SONETO A LA CIENCIA

¡Del Tiempo Viejo, Ciencia, eres la hija,

que todo lo trasformas con tus ojos!

¿Por qué, buitre, le acosas al poeta

con alas de anodinas realidades?

¿Cómo te ha de amar, cómo llamarte

sabia, si no dejas que vagando

en el joyel del cielo halle tesoros,

por más que se elevó con ala impávida?

¿No has apeado a Diana de su carro,

y alejado a la dríade del bosque

a un refugio en más fausto lucero?

¿No apartaste a la náyade del río,

al elfo de la hierba verde, y de mí

el sueño estivo al pie de un tamarindo?



(Poe y otros cuervos, antología de los primeros poetas norteamericanos, Mono Azul, Sevilla, 2006)