viernes, 8 de febrero de 2008

Un soneto de Keats




AL ASOMARME POR VEZ PRIMERA
AL HOMERO DE CHAPMAN

           Mucho he viajado por países de oro,
y muchos reinos ínclitos he visto;
he avistado cien islas del poniente
que guardan para Apolo los poetas.

A menudo me hablaron de la vasta
heredad que regía el viejo Homero,
mas nunca me ambriagué de su aura pura
hasta que escuché a Chapman hablar claro.

Entonces me sentí como un astrónomo
cuando ve frente a sí un nuevo planeta;
o cual Cortés, cuando con ojos de águila,

oteó el Pacífico, y sus hombres, mudos,
entre sí se miraron con asombro
en lo alto de un pico del Darién.


Publicado en John Keats, Poemas, La Veleta, 2005 (Premio Andaluz de Traducción)

4 comentarios:

Laura Fernandez dijo...

Me gustaría darte la enhorabuena por la traducción. A pesar de haber buscado muchas y apenas con éxito, esta me ha parecido de las mejores en lo que a la web se refiere. Desconozco si es de tu autoría pero lo presupongo. Un saludo y gracias.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

No, gracias a ti. La traducción es, efectivamente, mía, y se publicó en el libro citado. Saludos.

José Alfonso Pérez Martínez dijo...

Buena traducción. Pero Keats cometió un error: no fue Cortés, sino Núñez de Balboa, el primer europeo que vio el Pacífico. Aquí te dejo una traducción mía de este soneto, con ese errorcillo corregido: http://porestarcontigo.blogspot.com.es/2014/03/un-soneto-de-keats.html

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Buena traducción también , y oportuna puntualización. Con todo, yo lo explicaría en una nota al pie, no alterando la traducción del original. Lo escrito, escrito está. Un saludo.