sábado, 22 de marzo de 2008

Homenaje a Robert Frost

Una versión de un poema muy conocido de Robert Frost y un poema en que, haciendo alusión al primero, tomo prestados el título y un verso a Coleridge y su no menos célebre “Escarcha a medianoche"



EL FUEGO Y EL HIELO


Dicen algunos que será por fuego,

y otros por hielo, como acabará el mundo.

Por lo que yo he probado del deseo

estoy con los que se inclinan por el fuego.

Mas si hubiera de perecer dos veces,

creo que conozco el odio lo bastante

como para saber que el hielo

también es bueno

y serviría con creces.

* * * * * * *

FROST AT MIDNIGHT

Es medianoche, y Robert Frost

ignora —si por hielo, si por fuego—

cómo acabará el mundo.

Tampoco yo lo sé, sólo comprendo

que entre el poniente y el alba

el mundo ha terminado ya muchas veces,

que fuego, hielo, al cabo dan lo mismo,

y bien puede afirmarlo Frost, que ya no vive,

que dejó el mundo el año en que nací.

Como un verso de Coleridge, la muerte

ejerce su secreto ministerio.

No hay comentarios: