miércoles, 5 de marzo de 2008

¿Libertad de expresión?

Malas noticias para la libertad de expresión: el escritor Fernando Iwasaki, que es una de las personas más educadas que conozco (y cuando digo "educada" quiero decir civilizada, pacífica, dialogante y con argumentos) iba a dar una conferencia en la Facultad de Química de la Universidad de Sevilla, en la que iba a hablar del proyecto del nuevo partido Unión, Progreso y Democracia. Y a menos de 24 horas de la celebración del acto las autoridades académicas (?) lo han cancelado. ¿Qué argumenta quien tiene potestad para hacerlo y se ve, contra lo dicho arriba, que carece de autoridad? Que no podía garantizar la seguridad del orador.
Si en la Universidad no puede hablar una persona como Fernando, exponer sosegadamente sus opiniones y criterios a instancia de personas de esa misma facultad, es que la universidad no es tal y se ha convertido en un IES más de nuestra maltratada Andalucía. Todo lo malo se contagia.
Si tenía alguna duda de a quién votar, ya no la tengo. Es cierto que el voto es secreto, pero cuando se amenaza la libertad de expresión, o a la libertad a secas, es necesario alzar la voz y estar con aquellos a los que, teniendo cosas importantes que decir, no se les permite hablar. Puedo tener bastantes diferencias con UPyD, pero creo que es necesario que se oiga a esa tercera vía que más que nadie defiende, entre otras cosas, una enseñanza diametralmente opuesta a la perversa caricatura que es hoy sobre todo la ESO y ya se ve que también la universidad.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues sí, la libertad resulta ser como aquel juego de mesa, en el que, o se acepta "pulpo como animal de compañía", o el "dueño" se la lleva... en el nombre de la democracia.
Díselo a Pedro Varela, el librero, por muy nazi que sea, que hoy fue condenado en Barcelona a 7 meses de cárcel...
Fuente: El Mundo

pepe dijo...

Yo también sé lo que voy a hacer en las elecciones.

No estoy de acuerdo con las reglas del juego porque se está callando a muchos partidos políticos que pueden tener algo que decir y por la ley d´Hont.

Fernando Valls dijo...

Lo siento mucho por Fernando, por lo que supone de atentado contra la libertad de expresión. Que estas cosas ocurran en la Universidad es muy grave. Las autoridades académicas deberían tomarse en serio lo que está sucediendo para tratar de evitar por todos los medios que no vuelva a repetirse.

casanueva dijo...

Hay que perseverar en la idea de la democracia; hay que traerla a España cuanto antes, sin descanso, y recordad que para ello, primero hay que sentirse individuo y ciudadano.

Ánimo, que poco a poco la gente va descubriendo y queriendo más

casanueva dijo...

Mi solidaridad a Fernando, pero que no se le ocurra callarse, que hay más medios, y si no le dejan hablar... que grite.

¡Por una Comunidad de ciudadanos libres y soberanos! Salud