domingo, 6 de abril de 2008

El tiempo del blog




Pienso, con Eliot, que el tiempo futuro guarda el pasado, y ambos son presente incesante. Así este blog, que me resisto a considerar un mero dietario o boletín de noticias, catálogo de reflexiones o de enfados. Por eso incluyo aquí, con otros del día, textos escritos hace años que creo que son tan actuales como cuando nacieron. Si aquí se habla de San Columba o de Keats, tan lejanos, tan próximos, ¿qué más da que el escrito sea de hace siete años o un lustro, con la de años que hace que murieron ellos, que están vivos?

2 comentarios:

FPC dijo...

Bien visto y mejor expresado. Quizá sea ese el sentido de la red y las bitácoras: covertirlo todo en un "eternal present".
Saludos

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Gracias, FPC. Esto de los blogs relativiza aún más de lo que viera Einstein el tiempo y el espacio. Probablemente sí, todo sea presente eterno.