martes, 22 de abril de 2008

Un poema de Michael Hartnett


Hartnett (1941-1999), como Brendan Behan, como Flann O’Brien y tantos otros poetas que a diferencia de Beckett o Joyce no dieron el salto fuera de Irlanda, murió alcoholizado. Llegado cierto momento de su carrera, quiso despedirse del inglés para cortejar a la lengua gaélica. Su Farewell to English quizá haya pesado más de lo que yo sospechaba en mi poemario Farewell to Poesy. Traduzco aquí un poema cuyo final tanto recuerda al Ed è subito sera de Salvatore Quasimodo:




EN UN ABRIR Y CERRAR DE OJOS

Veo el Lucero del Alba
a través del tragaluz de mi infancia
y cierro los ojos y durante cincuenta años sueño,
reviviendo cada revés, cada momento cumbre;

abro los ojos y ahí está el Lucero de la Tarde.
Y de pronto, anochece.



MICHAEL HARTNETT

2 comentarios:

Myriam dijo...

En estas entradas sobre Irlanda aprendí mucho. Me encanta la poesía y en especial la irlandesa de todos los tiempos. Nada más que agradecer y felicitarlo por tanto talento. No es un blog con gif y exceso de colores pero tiene lo mejor, que es su contenido, escrito por un experto que sabe bien de que está hablando. Además lo enmarca una gran sencillez que destaca la grandeza. Muchas gracias. Myriam (de A chuisle mo croí)

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias por el comentario. Irlanda probablemente sea el tema que más constantemente aparece en este blog. Las pasiones son para compartirlas, ¿no?