martes, 6 de mayo de 2008

Callejeando con Cernuda



Dimos el anunciado paseo por la Sevilla de Cernuda. Iba a durar una hora y se extendió media más. Un periodista de Diario de Sevilla nos acompañó, y ya fuera porque no estaba lo suficientemente cerca de uno, ya porque mi voz, nunca potente, sonara confusa y apagada, los nombres de los libreros de Cernuda han quedado deformados e irreconocibles. Conste aquí que la librería primera, de la calle Granada, era la de Tomás Sanz. La segunda, madrileña, la de León Sánchez Cuesta. Por lo demás, la crónica es fiel. Ana Yanguas, sobrina nieta del poeta, me facilita este enlace con imágenes de las lápidas que en 2002 se colocaron en diferentes lugares mencionados por Cernuda.

1 comentario:

TOMÁS dijo...

Es curioso que Cernuda naciera en la calle Acetres, en pleno centro de la ciudad que le sirvió para tocar los extremos del amor y del odio.
http://tropicodelamancha.blogspot.com