lunes, 12 de mayo de 2008

La imprenta Sur


De vuelta de Málaga, donde he presentado la biografía de Cernuda en el Centro Cultural de la Generación del 27, me traigo en la retina, y también en el corazón, la visita a la imprenta Sur, que se conserva en el citado Centro que dirige el amigo Julio Neira. Emociona saber que, aunque en ubicación distinta, uno ve, y huele, y toca, la imprenta en la que se hicieron los libros de Litoral y tantos otros, ya míticos, de la tipografía malagueña y española. Tipos de plomo y chibaletes, tinta, presencias de Emilio Prados y Manuel Altolaguirre...




De este último me traigo, recién salida de la prensa, una traducción que, rescatada de Cruz y raya, nos devuelve en su belleza y con sensibilidad de poeta varias páginas de El Paraíso perdido de Milton. Feliz iniciativa. Al día siguiente asisto, ya en Sevilla, a la presentación de un libro de vinos con cata incluida. Menuda cata la de los libritos de Sur. Delicia para la mano, el olfato, la vista, y a través de los endecasílabos blancos de Milton/Altolaguirre, también, cosa nada baladí, para el oído.

2 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Vaya mezcla deliciosa: imprenta vieja, poesía y vino. ¡Qué suerte! Cuando leí por primera vez a Altolaguirre, hace ya más de viente años, descubrí al poeta que mejor ha expresado los viajes del alma dentro y fuera del cuerpo. Hoy sigo leyéndolo. Y siempre recuerdo aquellos versos tremendos:

Era mi dolor tan alto,
que miraba al otro mundo
por encima del ocaso.

Yo he estado en la presentación del libro "Señales de Humo" de Benítez Ariza, que recopila muchas de sus entradas en el blog. Ya ves, un blog que se convierte en libro.
Saludos.
(Sigo leyendo tu Cernuda).

TOMÁS dijo...

Me hubiera gustado estar ahí,en esa imprenta y recordar las voces de Altolaguire, Prados,etc. Enhorabuena por la publicación de los sonetos en Alianza.
http://tropicodelamancha.blogspot.com