jueves, 1 de mayo de 2008

Primero de mayo



Era este día, llamado Beltaine, uno de los principales del calendario céltico, y no pocas composiciones poéticas lo celebran, naturalmente. Quiero decir que es lógico que lo hagan, y también que lo hacen desde el canto a la naturaleza, a los fenómenos de las estaciones y el correr del tiempo. Desde la observación lírica. Estas estrofas que selecciono y copio aquí proceden de un poema irlandés del siglo IX escrito en gaélico, por supuesto, y que aparece incluido en mi libro Antiguos poemas irlandeses (Gredos, 2001):


Deliciosa esta época del año;

se ha ido el crudo viento invernal;

brillante el bosque, fértil el agua;

gran paz, alegre verano.


Una bandada de pájaros se posa

en el sitio por el que anda una mujer;

hay un rumor en un campo verde

por el que corre un brillante y raudo arroyuelo.


Gran ardor, monta de caballos;

se alinea la apretada hueste;

la charca es noble en prodigalidad:

pone oro en las pupilas.

No hay comentarios: