viernes, 20 de junio de 2008

Cuarentena (10)

10

El pater familias regresa al hogar enojado porque se le ha ido de las manos un negocio que prometía ser muy rentable. Pero el enfado no impide que como todas las tardes cumpla con el ritual que hace años se observa en la casa. Convoca a la familia en el salón, y allí, cuando todos han ocupado su sitio, aparece la criada, una joven aún en edad de merecer. El pater familias la atrae hacia sí, le levanta la falda y licua la inmaculada blancura de su nieve. Tantea un poco, preparando el terreno, y descarga un primer golpe sobre la dorada nalga. La fustiga repetidas veces ante el deleite general y los ayes de ella, reacciones que no ha podido embotar la costumbre. Finalizada la ceremonia, su esposa y sus hijas prorrumpen en aplausos —como todas las tardes— y corren a sustituir su mojada ropa interior por otra seca y hace poco planchada por la doncella.

8 comentarios:

José María JURADO dijo...

Este se separa un poco del conjunto, tiene un no sé qué de Buñuel...

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Pues sí, José María, se da un aire a Buñuel, es cierto. Bien visto.

Irene dijo...

Buñuel... o algún buen fragmento de algún buen texto publicado en La sonrisa vertical...

Tus gustos, tus interes, etc -según parece- no han cambio mucho desde los 20 a la "Cuarentena", no? Pero la evolución es grande, creo.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Es curioso lo que dices, Irene. Precisamente el jueves cené con Beatiz de Moura, la editora de Tusquets y, por consiguiente, de La Sonrisa Vertical. Y estuvimos charlando de Luis García Berlanga, el director de la colección y gran erotómano. Quiero creer que quizá le gustara este cuentecillo, aunque a él lo que de verdad le excitan son los pies...
Respecto a la "cuarentena", aunque es sugerente lo que dices (nunca se me había ocurrido que puediera aludir a mi edad actual), estos textos están escritos en mi "treintena". Gracias por la lectura atenta.

Irene dijo...

Curioso, sí, otra carambola "curiosa".
Yo creo que sí, que tu cuentecillo le puede gustar, y si tuvieras que ampliarlo no sería muy complicado introducir pies. Yo los veo, pero en este caso no me atrevo a glosar tu cuento...
Como no soy escritora no me expresé bien, entiendo. Yo usé el nombre de tu serie "Cuarentena" (en la que además te estaba dejando el comentario) para referirme a todo lo que encuentro, veo y leo en tu blog. Como veo hice un mal símil. Qué le vamos a hacer!

Antonio Rivero Taravillo dijo...

De todas formas, Irene, lo de "cuarentena" en el sentido de edad es una lectura que enriquece la serie. Elegí el título sabiendo que iban a ser cuarenta textos cifra bastante simbólica, y por lo de "poner en cuarentena", por el carácter heterodoxo y onírico de las piezas. Además, me obligó a dejarlas en cuarentena un editor que las rechazó (no le gustaron).

Anónimo dijo...

Pues a mí me encantan. Busca otro editor, aunque sea Renfe. Perfectos para leer en viajes, a ratitos o entre otras lecturas, precisamente por lo heterodoxo y evocador de cada uno de los textos que hasta el momento he leído en el blog. No sé (y tal vez peque de ignorante aunque no me importa, creo que no tienen un único lector modelo, desde el curioso o neófito novato, hasta el ducho en muy diferentes tipos de lecturas. Otra idea, si me lo permites: en un post hablabas de los maestros y la mlabor que han ejercico y soguen ejerciendo como anfitriones de la poesía, de la literatura, para los jóvenes, no? Pues tus textos, en un buen maestro o maestra darían mucho juego.

Pd.-Si este tipo de comentario no es el apropiado para tu blog, sólo tienes que decírmelo y cambio el "registro", vale?. Un abrazo

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias. Veo que la anonimia no sólo encubre -a veces sucede- amenazantes y torvos corresponsales, como en otros blogs. Entre unos y otros me estáis animando a publicar en libro estos extillos. Ah, olvidé añadir en el último comentario a Irene que también el título "Cuarentena" alude, o quiere aludir, a la fiebre, que si es de cuarenta grados, o más, es mucha: ámbito propicio para estas páginas. Saludos.