domingo, 27 de julio de 2008

80 años del Romancero gitano




Se cumplen ochenta años de la publicación del Romanero gitano, uno de los títulos emblemáticos y más influyentes de Federico García Lorca. Con este motivo, el diario Granada hoy ha publicado un suplemento especial, para el que se me ha pedido una colaboración acerca del poema "San Gabriel", ambientado en Sevilla. Este es el texto que he escrito para la ocasión:


Pasa el tiempo, y lo que ayer era cercano se torna remoto y, por ende, exótico. Así, lo gitano y flamenco, que tanta presencia tuvo en el imaginario colectivo español de la primera mitad del siglo pasado; el octosílabo en consonancia, que es metro que ha caído en desuso en nuestra literatura (precisamente por el exceso hasta la saciedad de imitadores de Lorca y de gitanerías varias); y, por último, el referente religioso, que alude a realidades conocidas y asumidas hace ochenta años, pero que hoy –nadie conoce ya historia sagrada ni mitología- resulta, casi, casi, tan ajeno como alguna creencia de la Polinesia relatada por Frazer en La Rama Dorada. Por no hablar de la Sevilla irreconocible, cuyos cielos que perdimos guardan dalias, siemprevivas y jazmines y donde estos días se consuma la destrucción del Laredo (sí, ese café en el edificio del que fue arquitecto Yanguas Santafé, el cuñado de Cernuda). Y sin embargo, “San Gabriel” nos arrebata como un cuento
–católico romano y romaní- de Las mil y una noches con la energía avasalladora de Federico García Lorca, esa ametralladora de metáforas.




1 comentario:

Mery dijo...

Pues espero que por medio de estas páginas del suplemento especial vuelva a revivir el romancero, para que nada de lo suyo parezca extraño a lo nuestro.
Hace tan poco tiempo que, en realidad, es inexplicable que caiga en tanto olvido.