martes, 2 de septiembre de 2008

Enterrad mi corazón en Wounded Knee



(En el Museo del Indio Americano, Washington)


Una emoción recorre las praderas
del alma en el rencuentro con los nombres de hechizo.
El corazón lo cubren vuestras plumas,
apaches y pies negros y navajos,
y una flecha atraviesa la conciencia,
oglalas y lakotas e iroqueses.

No recorro un museo: piso firme
poblados que pisó la fantasía.

Mi pasaporte es falso: soy nez perce.

(Cuidado, no me arrolle ese bisonte)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Milord,

Estoy releyendo las páginas del cuaderno de bitácora y estos artículos/poemas me parecen bastante sugerentes...este poema es de lo que te he leido de los que mas me gustan,vanguardista de verdad...y con un final incisivo y evocador.

¿Qué tal va Reykiavik?? o como se escriba la ciudad. Es un buen título.

Me podías dejar algún verso de este poema como título de uno que escriba ¿ te parece ?

Por fin encuentro a alguien que
(en homenaje al maestro Umbral)
gusta de las mismas " palabras de nuestra tribu".

K :))

Anónimo dijo...

Hola M,

Ya se que versos querría como títulos, si me permites y citándote,of course...
me gustan especialmente
" LOS NOMBRES DEL HECHIZO"

" POBLADOS QUE PISÓ MI FANTASÍA".

¿Que tal por Hispalis?

Kay :))