domingo, 12 de octubre de 2008

De un cuaderno bretón (VIII)


Por todas partes, en Bretaña, el imperio avasallador y gozosamente aceptado de las hortensias. En los jardines públicos y en los de las casas particulares, en macizos o en las manos delicadas de unas danzarinas rústicas, camino del baile. Hasta tienen para ellas un festival, en Perros-Guirec, en el norte. A su alrededor, los bagadoù y los círculos de bailarines, danza de las flores.

No hay comentarios: