jueves, 25 de diciembre de 2008

Pesadilla

Anunciaba hace días una muestra de la poesía de María José Rico, autora del recientemente publicado Mi vida que no entiendo (Renacimiento). Aquí va lo prometido:

PESADILLA

Tuve una pesadilla.
Unos seres pequeños
llegaron a mi casa.
Se adueñaron de todo.
Destrozaron mis cosas,
usurparon mi tiempo.
Me privaron del sueño, del descanso.
Lloraban por el día, por la noche.
Me fueron anulando poco a poco,
hasta que me olvidé de cómo era
antes de que llegasen.
Era una pesadilla,
esos seres salían de mi vientre
y me llamaban madre.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

He leído el libro y me parece encantador. Un abrazo Antonio

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Muy bien escogido el poema, Antonio. Los que somos padres nos identificamos de momento. Y es un claro ejemplo de lo que es el libro de MªJosé: versos muy bien escritos de una mujer y madre que eleva a categoría de poesía las vivencias cotidianas. Que hace universal lo concreto, que de eso se trata.

Belén Núñez dijo...

Me gustó mucho tu poema de ayer. Se me pasaba el decírtelo

Sergio dijo...

Espléndido poema. Yo le regalé este libro hace unos días a mi madre.

Por cierto me ha gustado mucho tu anterior entrada.

Y feliz navidad con retraso.

Jesús Beades dijo...

Pues qué quieres que te diga, un poco desalentador el poema, ¿no?

Manuel G. dijo...

Es muy bueno...pero... ¿encantador?

Más bien... ¡terrorífico!

marisa dijo...

La maternidad es una experiencia llena de contradicciones: entrega total y profunda soledad, te anulas pero te enriqueces, te desesperas pero no podrías renunciar a estar allí, te divides y a la vez te multiplicas. Creo que es un poema profundamente humano que muestra en toda su crudeza ese sentimiento que se acerca, a veces,a la desesperación. A pesar de todo no se cambiaría por nada... al menos en mi caso.Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Milord,

He leído tu artículo casi profético del 31 de enero, de Sargent y Sorolla.
Exquisito el retrato que lo ilustra. Como decía alguien " soy una persona de gustos sencillos, solo quiero lo mejor".

Feliz Nuevo año 2009 para tu club de incondicionales letraheridos.

Carpe Diem.

K.