miércoles, 17 de diciembre de 2008

Un artículo sobre José Antonio


Pasó noviembre, mes en que suele ser recordado, y hoy, serenamente, distinguiendo el grano de la paja, me apetece reproducir aquí un artículo que hace cinco años, con motivo del centenario de su nacimiento, publiqué en la revista Mercurio, perteneciente a la Fundación Lara y que más tarde llegué a dirigir. Un par de años después, un miserable difundió algunas insidias sobre mí, mezclando verdades con mentiras, y aducía este pobre artículo, del que por supuesto no me arrepiento. ¿O es que se puede hablar de unas cosas sí y de otras no? Acabáramos.

Lo copiaría de mis ficheros, pero últimamente los lectores de este blog habrán observado que tengo problemas con el formato a la hora de volcar texto en html. No pasa nada, aquí el enlace.

Que José Antonio fue una figura sugestiva no lo vamos a descubrir ahora, pero nos lo ha vuelto a recordar Carlos Morla Lynch, que tanto trató a buena parte de la Generación del 27, en sus diarios
En España con Federico García Lorca y España sufre, no hace mucho editados por Renacimiento. En cuanto a las Obras completas del joven Primo de Rivera, éstas han sido finalmente publicadas por Plataforma 2003.

8 comentarios:

Olga B. dijo...

No hay cosa más miserable que mezclar verdades con mentiras al censurar a otro (todos los embustes tienen que parecer probables), pero si lo que aducía era este artículo, te diré que a mí me interesa la figura y no es fácil encontrar gente que la nombre fuera de una nostalgia a la que soy ajena. Me ha gustado leerlo.
Un abrazo.

Jesús Beades dijo...

Pues sí, Antonio, parece que la libertad de expresión ha devenido en un clima de tertulia pre-cocinada, en la que hay temas que sólo se pueden tocar para arrojárselos a la cabeza al del enfrente. Si José Antonio Primo de Rivera escribió en una prosa más que decente, y su estilo fue copiado, ¿por qué no decirlo? Pero recuerda que hubo un tiempo en que estaba mal visto ser lector de Borges, y ahora hasta Echanove ha ido de gira recitando sus textos. Son épocas, y manías de la clase dominante (clase político-periodística). Pero siempre son manías en la misma dirección: el presidente Aznar no tenía reparo en confesarse admirador de la prosa de Azaña.

Pedro dijo...

Jesús, no me asustes, querrás decir expresidente. De todas formas, y sin estigmatizar a nadie, José Antonio es facismo. Está muy bien donde está.

Alfaraz dijo...

Antonio, entre la ignorancia y el lugar común dominantes, escribir sobre J.A. sin dedicarle alguno de los 3 o 4 tópicos insultates supone una auténtica provocación.

A mi el artículo me ha parecido certero y pedagógico, así que te felicito con 5 años de retraso.

.

enrique dijo...

José Antonio era fascista (no nazi, ojo)pero su personalidad y su prosa son fascinantes.Abajo el pensamiento único y teledirigido. Viva la libertad de pensamiento y de opinión. Además, tu artículo,como dice alguien, es pedagógico.

ONDA dijo...

Interesantisimo artículo.
Gracias y hemos de hacernos con esa edición de Inglada, que también editó LA ODA A ADRIANO DEL VALLE de Lopez Anglada un librito delicioso del que hice una reseña en EL SIGLO QUE VIENE.

Un abrazo

manuel g. dijo...

Alguien dijo que el mayor mérito de un filósofo como Schopenhauer fue que su pensamiento pesimista no pudo ser utilizado por ninguna ideología totalitaria. (Salvando las distancias con este caso).

Yo creo que lo más decente es ejercer siempre la crítica, no las adhesiones ciegas. Y mayor mérito aún cuando se crítica a los de uno.

Todos estos reformadores, pensadores etc... tanto de izquierdas o de derechas, tienen un peligro potencial y real.

Yo la única postura que veo razonable es ponerse delante, ser críticos...porque sin freno estas ideologías producen mucho mal.

Fernando Alvarez Jurado dijo...

Enhorabuena, Antonio, por el libro sobre Luis Cernuda. Les dejo el enlace de un artículo que publiqué en mi blog La Tercera España sobre la relación entre Lorca y José Antonio http://laterceraesp.blogspot.com. Saludos