viernes, 9 de enero de 2009

Perenne noticia

Como decía Cunqueiro, "ay de quien no sepa contarse en una noche de invierno un cuento". O recitarse unos versos, tanto da. Y es una noche fría, muy fría. Lo oigo en la radio, lo veo en la televisión y hasta algunos lectores madrileños me lo anuncian: nieve, helor. Lo corroboran algunos versos de poemas irlandeses altomedievales que traduje en otros inviernos: "no encuentran refugio las bandadas / y blanca nieve llega a la cadera." Pero pocos poemas tan hermosos como éste, atribuido al mismísimo Fionn Mac Cumhaill, el famoso Finn de los fianna:

EL INVIERNO

Os traigo una noticia:
brama el ciervo;
trae nieve el invierno;
se ha ido el verano;

viento alto y frío;
bajo el sol;
breve su curso;
veloz corre el mar;

granate el helecho;
oculta su forma;
el grito del ánsar
se hace frecuente.

El frío ha apresado
las alas de las aves;
tiempo de hielo;
ésta es mi noticia.

(Este poema, con muchos otros, aparece en mi Antiguos poemas irlandeses, Gredos, 2001)

13 comentarios:

marisa dijo...

Es realmente hermoso... y hoy en Madrid una estampa real:alas de pájaros cubiertas de hielo, árboles desnudos soportando el peso de la nieve, y el invierno desplegando su poder...Un abrazo cálido que se lleve el frío, Antonio.

Juan Manuel Macías dijo...

Lo leo con Doughie Maclean de fondo y estos agradables dos bajo cero que tenemos, al braserillo de la cpu. Hacen mucha falta traducciones como ésta. Me apunto el libro ipso facto y cogeré el trineo para ir a comprarlo. Un abrazo.

Máster en Nubes dijo...

Me ha gustado mucho. Y el del "viejo" copié y mandé a varios ancianos cercanos, Si en castellano es tan sonoro, cómo sonará en la lengua original.

De éste me ha gustado especialmente lo del sol bajo, el grito del ánsar y las alas atrapadas.

Y pensar que tenemos aves que vienen aquí a pasar el invierno por cálido.

Olga B. dijo...

Antiguos poemas irlandeses para noches de invierno. Y para las mañanas frías, versos que anuncien como nueva la noticia del invierno.
Tiempo de hielo también por aquí.
Genial Cunqueiro y preciosa traducción, Antonio.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Juntos, alrededor del fuego de la palabra, hagamos un sitio al frío. Que se siente con nosotros y nos cuente sus sílabas.

Jordi Doce dijo...

Impresionante poema, Antonio, e impecable versión: llena de fuerza, de economía, de nervio. Gracias por este regalo desde un Madrid absolutamente helado. Abrazo, J12

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Contigo e incluyendo el frío, ya somos siete sentados a este fuego, Jordi. Un abrazo y gracias por pasar por aquí con la noche que hace.

Mery dijo...

Me parece un bello poema para empaparse de él en esta fría noche madrileña. Aún permanece la nieve en aceras y parques, las copas de los árboles siguen blancas.
Gracias por esta perenne noticia.

Bruno Mesa dijo...

Excelente versión, Antonio.

Finn again is awake?

Enhorabuena por el blog.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Un placer verte por aquí, Mary, pero límpiate las botas, mujer, que vas a llenar todo de nieve. Ten, bebe un poquito de esto. Te sentará bien. Siéntate ahí junto a Jordi.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Awake and alive, Bruno. El buen héroe de antaño se extrañará de que tú y yo estemos hoy hablando de él, levantando un puente de palabras entre nuestras tierras meridionales. Pasa, tómate este vaso de Bushmills y escuchémoslo referirnos prodigios.

Alejandro Martín Navarro dijo...

Pues voy a comprarlo en cuanto pueda, Antonio. Enhorabuena por la traducción.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias también a ti, Alejandro. Otro excelente traductor, y ya van varios, que se pasan por aquí. Un abrazo.