lunes, 5 de enero de 2009

Un poema de Glyn Maxwell

Uno de los más importantes poetas ingleses actuales, Maxwell visitó Sevilla hace algunos años, junto con un buen puñado de poetas británicos e irlandeses, para participar en unas jornadas organizadas por la revista Sibila. En aquella ocasión leímos este poema suyo, él en inglés y yo su traducción española:

LA ISLA DE MARGIT



El chico había muerto. Lo supimos

en el acto, yo dije “Es gibt kein Luft.”

Con tanto frío hubiéramos tenido

que ver la chimenea de su aliento.

Me alegré de hablar alemán. La escena,

un parque en Budapest.

Los paseantes

hacían eso, y mirarnos. El gordo

alemán asomó y se encogió de hombros.

Se fue y llegó una prostituta rica

y hortera. Fue la primera y única

en tocarlo.

Las dos de la mañana.

Nada ocurrió. “Vendrá la policía,

y estamos sin papeles,” me inquieté.

“No preguntarán nada,” dijo Patrick.

Entonces frenó una ambulancia, sin

que nadie más lo hiciera.

Mas lo izaron,

y cayó su capucha. Nuestro grupo

vio que ahora era una chica. Podía

haber muerto por las drogas o el frío,

apuñalada, ahorcada, violada;

mejor era el suicidio.

Se marcharon.

Nunca sabremos nada. Nos pasamos

el día en la tensa conspiración

de las víctimas, y un oficinista

en comisaría anotaría algo

que iría a una caja.

Un año y medio

y yo habría hecho igual casi seguro.

Puede que en Hungría arrojaran luz

sobre por qué murió, pero la luz

que se arroja sobre una muerte no es

lo que yo llamo luz.

Yo deseaba

aportar lo que un escritor medita

a la escritura. Eso que significa

hallar por casualidad un cadáver

en público, a la luz del día, en medio

de donde estamos. Pero acaba

seca como una piedra de la suerte,

algo que llevar y sentir. Despejen.


3 comentarios:

marisa dijo...

"Aquello que se arroja sobre una muerte no es lo que yo llamo luz"...Impactante. Ya veo que SSMM de oriente han decidido dejarnos un poema en tu casa.
Bueno a ver si nos dejan muchos para que sigamos dsfrutando, conociendo y reconociendo buena poesía. Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola Milord,

"No va mas". Me parece que este poema tambien va a ser premonitorio.
Hasta los gladiadores merecen piedad.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Hola, Kay. ¿Me disculparás que no traduzca ahora la definición de englyn en galés? Era básicamente lo que te contaba. Estoy terminando la traducción de un libro y por eso ando ahora más ocupado. Por eso las entradas son ahora algo más esoacidas yno siempre respondo a los -amables- comentarios. Saludos.