miércoles, 25 de febrero de 2009

Divina Comedia (I)





Tras la muerte de su esposa, el poeta estadounidense Longfellow se dedicó a la traducción de la Commedia. Acerca de esa experiencia casi terapéutica escribió esta secuencia de sonetos en homenaje a Dante. La traduje en mi antología bilingüe Poe y otros cuervos. Primeros poetas norteamericanos (Mono azul, 2006).


DIVINA COMEDIA

I

Cuántas veces he visto ante una iglesia

cómo un peón, todo sudor y polvo,

deja su carga, y con reverentes pies

va dentro y se santigua: arrodillado,

se detiene a rezar el padrenuestro;

el estruendo del mundo marcha lejos;

el fuerte vocerío de las calles

se muda en un fragor imperceptible.

Así cuando entro aquí día tras día

dejo mi carga ante esta catedral;

rezando arrodillado, sin vergüenza,

el tumulto del tiempo sin consuelo

se apaga entre susurros inaudibles

y las eras eternas me contemplan.


9 comentarios:

Olga B. dijo...

Me ha encantado, Antonio.
Qué bien tocas el inglés y le das la vuelta como un calcetín y lo conviertes en español:-)
"Así cuando entro aquí día tras día
dejo mi carga ante esta catedral"
Longfellow tradujo a Dante y tú a él, yo todavía tengo que leer a Dante pero estoy segura de que algo de él me ha llegado ya a través de otros, tú entre ellos.
Cuando lea sus versos, me acordaré de ti.
Un abrazo.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Pero, ¿quién dice que la traducción está mal pagada? Cierto que si se mide en dinero... Gracias por tu altos "honorarios", Olga. Tú no lo necesitas, pero Dante ayuda a tener oído con el endecasílabo. Solamente por eso ya sería muy recomendable para cualquier poeta. Un abrazo.

Juan Manuel Macías dijo...

Qué grande Longfellow y qué buena tu traducción-recreación. Estaría muy bien, por cierto, una traducción de la Commedia de Longfellow, como de la Ilíada de Pope. No sé por qué las editoriales no creen en cosas así. Sería un experimento apasionante, ya que toda traducción no deja de ser un artificio... O, por ejemplo, de los Norse Poems de Auden. Esto último lo dejo aquí en el libro de peticiones, a ver si te animas :-)
Abrazos.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Qué recuerdos me traes, Juan Manuel. Disfruté los Norse Poems en una edición de Faber (cubierta anaranjada si no me equivoco) hace un porrón de años. A lo mejor podría intentarlo. Pero antes, dentro de dos o tres vidas, tendré que hacer un Beowulf a invitación de Jordi Doce. Auden mantenía muchas de las aliteraciones de los originales, lo que no es en realidad problema: traté de hacer lo mismo en mi versión de "The Seafarer", como Ezra Pound, y en el poema sobre la batalla de Maldon, que creo que colgué aquí hará casi un año. Los seis sonetos "dantescos" de Longfellow los daré en los próximos días. Abrazos.

Jesús Beades dijo...

Qué bien suena este soneto.

Alejandro Martín Navarro dijo...

Preciosa traducción, Antonio. Enhorabuena.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Jesús, Alejandro: gracias por pasar por aquí y dejar vuestros comentarios. Mañana, el segundo soneto...

María dijo...

Una sorpresa encontrar espacios tan buenos... ¡Has guardado el ritmo de manera espectacular! Un placer leerte.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Bienvenida a bordo, María. Un placer tenerte por aquí.