domingo, 22 de febrero de 2009

Los últimos serán los primeros

Suelo decir a mis alumnos en el Taller de Poesía que no se conformen con el orden en que aparecen los versos, que no tengan empacho en alterar su orden cuando convenga, y que incluso es lícito modificar el de las estrofas, si con ello gana la arquitectura del poema. Decía ayer que había compuesto un haiku durante la mesa redonda de Perfopoesía a la que fui para saludar a Juan Manuel Macías (sin conseguirlo más allá de un gesto, pues no pude quedarme hasta el final). Y ahora me pregunto: ¿quedará mejor el haiku dándole la vuelta como un calcetín? Es decir:

Sobre la carpa,
una hoja que baila.
Perfopoesía.

¿Alguien quiere dar su opinión?

10 comentarios:

marisa dijo...

Sí, a mí me suena mejor así...Pero es sólo una intuición,y una humilde opinión...dejándome llevar por el ritmo propio que esconden las palabras. Estoy totalmente de a cuerdo en que la poesía está y puede estar sometida a cambio si con ello se introducen nuevos ritmos y matices.
Un abrazo

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

A mí me gusta más esta, Antonio. Y, humildemente, propongo quitar el verbo y la rima (así es aún un haiku más puro):
Sobre la carpa,
el baile de una hoja.
Perfopoesía.

Jordi Doce dijo...

No hay duda, esta segunda es la mejor. La primera, con estar muy bien, suena a definición. Aquí todo es más sutil, también más suelto.

Abrazo grande, J12

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias por vuestra participación, Marisa, Juan Antonio, Jordi. Confirmáis mi opinión. Y la propuesta que hace Juan Antonio, con cuyos haikus he disfrutado recientemente, es tan sutil como pertinente. La tendré muy en cuenta. Abrazos.

Mery dijo...

Veo que coincido con mis antecesores: la segunda versión tiene mejor sonoridad, mas fluída.
Y para remate, la propuesta de Juan Antonio, afinando lo fino.

Un abrazo

Juan Manuel Macías dijo...

Me gusta más ésta, más sutil, como dice Jordi. Precioso resumen del evento.

...Ay, y yo que quería saludarle a usted, con lo bien encadenado que estaba el sol :-). En fin, otra vez será. Un abrazo.

ana dijo...

Creo que voy a leer dentro de poco. Llevaré tu brochearpa como forma de exorcizar la maldad.
Gracias.

Apostillas literarias dijo...

Pienso que sí, puede, o no, quedar mejor "el haiku dándole la vuelta como un calcetín".
Sin embargo, creo que lo esencial es el sentido del haiku o del poema o de la estrofa que se cambie. Eso es lo importante, el significado. Una cosa es como está escrito al inicio y otra como está escrito la segunda o tercera o cuarta vez. Todas estas veces puede, o no, ser un poema o estrofa excelente, pero ninguna tendrá el mismo sentido o significado. Serán lecturas diferentes.
El lenguaje, la lengua (ya lo dijo Saussure) es como un juego de ajedrez, si se cambia una pieza cambia todo el juego: todo el sistema.
Cada poema es un sistema...

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Lástima, Juan Manuel, que aunque nos viéramos no pudiéramos hablar. Culpa mía y del reloj. Mucha suerte, Ana, en esa lectura. Que la magia del arpa te inspire. Saludos a México, Magda. Internet te hace cercana, pese a que estás lejos. Aunque para que hable con propiedad de lo de dar la vuelta al calcetín, aún espero que alguien escriba desde Australia, donde los antípodas...

Magda dijo...

Muchas gracias, Antonio. Y ojalá algun dia vengas por estos lares. Será un placer.