sábado, 21 de febrero de 2009

Perfopoesía

Último día del II Festival Internacional de Perfopoesía de Sevilla. Acudo a la Alameda, con interés por la mesa redonda sobre "Editoriales emergentes". Estaba previsto que hubiera otra previa sobre "Jóvenes editoriales", pero al final la organización ha decidido unir ambas, con lo que se han encontrado en el estrado Nacho Escuín, de Eclipsados; Diego Vaya, de SIMLibros, David Moreno, de Ediciones Transhumantes; Fernando Iwasaki, de Renacimiento; Uberto Stabile, de EDITA, Juan Manuel Macías, de DVD; y Jabo H. Pizarroso, de Mono Azul, como moderador.

Sobre la página blanca del techo del pabellón, arbóreos pájaros de los plátanos de Indias trazaban sus efímeros versos, tan mínimos, como sugerencia de sombras chinescas. Animada conversación tras el lógico comienzo algo envarado, una vez que se sueltan las lenguas y se dialoga. Se prolonga la charla más allá de lo previsto, y no me da tiempo a saludar a algunos de los participantes. A la salida, abrazos con Alejandro Luque y Jesús Aguado. Se ha hablado de nuevas tecnologías, de blogs. Me llevo, apuntado en la blackberry, un haiku:

Perfopoesía.
Una hoja que baila
sobre la carpa.

7 comentarios:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Yo también estuve allí; te vi salir con el móvil y pensé que volverías y podría saludarte, pero no fue así. Sí pude saludar a Juan Manuel Macías, que nos había invitado desde su blog. Cuando se soltaron, en efecto, estuvo bien; algunas ideas interesantes y un convencimiento común: hay más escritores de poesía que lectores (o, al menos, compradores), lo cual da para pensar mucho. Yo matizaría que escritores de poesía hay muchos pero poetas... bastantes menos.
Un abrazo, poeta.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Lástima que no pudiera conocerte en persona, Juan Antonio, pero no podía quedarme. Enhorabuena por tu artículo impreso, que ya adelantabas en el blog. Curiosamente, nadie se hace eco de que el padre de la pobre chiquilla, bastante sensato, se lamentaba de que parte del problema general con los jóvenes es que no se respeta a los profesores. Se lo escuché decir fugazmente en la rueda de prensa que dieron frente a su casa, hace unos días.
Un abrazo

Olga B. dijo...

Me han dicho que la mesa ha estado animada, a ver si cuelgan algún vídeo para los que no hemos podido asistir. Lo que me han contado parecía interesante. Todo este mundo virtual en versión real: vos, el profe, Spencer, nuestro simpar Juan Manuel... y todo en Sevilla.
Creo que a estas horas recitaba Panero.
En fin, otra vez será.
Saludos.

Mery dijo...

El elenco de asistentes debió ser tan interesante como el de ponentes (o mucho mas).

Sorprendente haiku rematando la tarde.
En cuanto al matíz de Juan Antonio sobre escritores de poesía y poetas, me parece un tema perfecto para un debate sutilísimo. Habría tanto que opinar sobre ello...
¿Quién se anima a ello?

Un abrazo y feliz domingo

Martín Cabeza dijo...

También vi esa hoja...

¿en qué sestaríamos pensando?

Javier López Y. dijo...

También me incluyo entre los que vieron la hoja... ¿o fueron varias?
La megafonía en las carpas siempre me ha traído recuerdos sonoros de misas infantiles somnolientas. Me distraía y fantaseaba con imágenes de santos armados con espadas justicieras. La hoja, sin embargo, no consiguió distraerme.
¿Será mejor perfopoesía las palabras desde el púlpito?
Un abrazo, compañero

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Pues creo que hubo varias hojas líricas. Gracias por vuestros comentarios, que ya son una pequeña fronda. Abrazos.