lunes, 2 de febrero de 2009

Vivamos, Lesbia mía...

Aquí, un viejo poema que escribí a una antigua amante y que, por tono y ambientación, pensé que podría sonar bien en latín. Le propuse su traducción a Catulo, quien aceptó enseguida. Tras mi poema, su versión:

Vivamos, Lesbia mía, amémonos

y nunca nos importe un solo as

todo cuanto murmuren los ancianos.

Los soles que declinan luego pueden

salir una vez más, pero nosotros,

apenas que decline nuestra luz

tendremos que dormir noche perpetua.

Entrégame mil besos, después cien,

y, luego ya, otros mil, y cien de nuevo,

otros mil más aún, luego otros cien.

Después, cuando sumemos muchos miles,

para ignorar la cuenta la liaremos,

no nos vaya a aojar un envidioso

sabiendo cuántos fueron nuestros besos.




Viuamus, mea Lesbia, atque amemus,
rumoresque senum seueriorum
omnes unius aestimemus assis.
Soles occidere et redire possunt:
nobis, cum semel occidit breuis lux,
nox est perpetua una dormienda.
Da mi basia mille, deinde centum,
dein mille altera, dein secunda centum,
deinde usque altera mille, deinde centum.
Dein, cum milia multa fecerimus,
conturbabimus illa, ne sciamus,
aut nequis malus inuidere possit,
cum tantum sciat esse basiorum.

22 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Con estos poemas me trasladas a mi época de estudiante en la Fábrica de Tabaco. Oh aquellos basia mille, aquel Miser Catule, desinas ineptire. Dice mucho de ti que, además de traducir poesía inglesa a buenos versos españoles, seas capaz de hacer lo mismo con Catulo, sin que suene a traducción. Un abrazo

Olga B. dijo...

"Los soles que declinan luego pueden
salir una vez más, pero nosotros,
apenas que decline nuestra luz
tendremos que dormir noche perpetua".

Genial este poema tuyo, aunque su versión no se queda atrás. Si es que para traducir poesía hay que ser poeta como este muchacho:-)
Mi favorito es "Odi et amo", a pesar de no conocer tu original. Es cortito pero tiene tela.
Un beso amistoso (aunque después de tantos miles sea muy poquita cosa, yo te lo mando con afecto:-)

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Que no, Jesús, que la traducción no es mía, sino de Catulo...

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Ya puestos, te mando mi versión, por seguidillas, que hace ya un año me publicaron en El mirador de los vientos. Se titula "Imitación de Catulo", claro:

Déjame que te bese
mil veces más
y que cuando termine
vuelva a empezar.
Pero te advierto:
siempre pierdo la cuenta
cuando te beso.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muy bueno, Juan Antonio. ¿Te pasó Catulo, el aventajado traductor, mi poema o su versión para que tú te inspiraras en esta
estupenda seguidilla?

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Catulo me pasó su traducción al latín, por supuesto, tras una tarde de farra por lugares impredecibles. A la caída del sol, mientras las gotas de agua resbalaban por la piel de cristal de su combinado. La tuya, desgraciadamente, no la conocía hasta hoy...

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Hola, Olga. El "Odi et amo" lo escribí en veintidós cantos y varias docenas de miles de hexámetros. Me temo que no cabría aquí... ¡Qué capacidad de síntesis la de Catulo al verterlo! Por cierto, tu hermana ha dejado un comentario en "Edimburgo". Besos, también amistosos, a ambas dos.

Juan Manuel Macías dijo...

No está mal la traducción de ese latin lover de Catulo, para qué vamos a negarlo. Pero el original da gusto leerlo, existiera o no existiera Lesbia, que eso son cuestiones menores. Enhorabuena bis. Me están gustando mucho estos catulos.
Un abrazo.

Sergio dijo...

Mucho mejor el original... el tuyo, vamos...

Saludos.

Mery dijo...

Depués de estar aquí unos minutos estoy toda mareada, entre tantos cientos de besos, las seguidillas del profe,los recuerdos de Jesús, los comentarios cariñosos de Olga y Sergio, Catulo y Taravillo en versos mil..
¿Qué os pasa hoy?
Conste que es un mareo consentido y encantado.
Pues nada, sumo otro beso mas.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Juan Manuel, Sergio, Mery: ¿quién dijo que el latín era aburrido? Por cierto, hablando de besos: ¿os acordáis del grupo gamberro-genial The Pogues, con el inefable Shane Macgowan? Pogue (póg) significa beso en irlandés. Ahora, que el imperativo "bésame" era en su caso una procacidad, pues venía de "Póg mo thóin". Lo diré en inglés, para que no suene tan mal: Kiss my ass. O en hiberno-inglés: Kiss me arse. Uf, estoy desbarrando... Sorry!

Juan Manuel Macías dijo...

Yo recuerdo, Antonio, con especial cariño mis clases de latín vulgar con graffitti pompeyanos, muy del estilo de los Pogues. Por cierto, ¿los Pogues no tenían una versión de Star of the county down, o lo he soñado? A mí me gusta mucho esta versión de la Oyster Band. Te la dejo para celebrar tu Catulo.

Anónimo dijo...

En una antología de uso escolar se adaptaba a "las grafías y puntuación del castellano actual" (y alguna intervención léxica, me parece) esta décima del XVIII que recreaba tu poema:

Amémonos, Lesbia mía
y olvida al viejo cotilla.
Se pone el sol, luego brilla,
pero cuando a nuestro día
se le apaga ya el candil
noche nos espera fría.
Dame un bes, cien y mil,
y haz de la cuenta un borrón,
que al saberse cuántos son
no nos hagan brujería.

Rafael Herrera

Antonio Serrano Cueto dijo...

Y lo mejor de tu poema, Antonio, no es ya que Catulo lo tradujese en la lengua del imperio, sino que, andando el tiempo y mudando las formas, pasase a la copla con aquel memorable "Bésame, bésame, como si fuera esta noche la última vez..." Propongo para próximas entradas (yo mismo me animaré) amores elegíacos. Me pido Tibulo. Abrazos.

Mery dijo...

Antonio, yo no conozco de nada al grupo ese que dices, ahora bien, el título prometía, jajaja.

A.Serrano Cueto: tu comentario ya es el punto álgido del tema, con la copla al viento.Lo dicho ¿qué os pasa hoy? Me parto de la risa.
Un beso, por salados

Antonio Rivero Taravillo dijo...

No conocía esta versión de "The Star of the County Down", Juan Manuel. Gracias por compartirla. La que sí venero desde hace años es la de Van Morrison con The Dubliners en Irish Heartbeat del primero.
Muy buena la décima dieciochesca, Rafael. Mandaré con efecto retroactivo unos alguaciles a que prendan al plagiador.
Para ti, Tibulo, Antonio, y cuantas coplas y cuplés quieras. Dejaremos aquí algo de Propercio pasado por Pound próximamente.

Juan Manuel Macías dijo...

Antonio Serrano Cueto se pide a Tibulo y yo no puedo salir (ay) de esos líricos griegos arcaicos. Salvo a la gran Safo, al resto les faltaba un rato para ser un galán de mundo, estilo Catulo. ¿Alceo podría ser la cara B del tema? Aquí os lo dejo:

Empapa tus pulmones de vino, que la estrella está girando
y la estación es dura, y todo tiene sed con el calor,
y se oye a la cigarra cantora entre las hojas…
y florecen los cardos, y las mujeres ahora son más pérfidas,
y los hombres más débiles, pues Sirio su cabeza y sus rodillas
quema.

P.D.: Completamente de acuerdo contigo, Antonio. La versión de Van Morrison, la mejor con creces.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Fe de erratas: donde decía The Dubliners, quería decir The Chieftains. Con éstos fue con quien grabó Morrison su Irish Heartbeat.
Juan Manuel, este Alceo suena muy bien. Siempre me han gustado las cigarras que cantan en los versos griegos. Por cierto, lo de las mujeres pérfidas tiene que ver con el siguiente catulo que comparecerá en esta página...

Anónimo dijo...

Dame, amor, besos sin cuento
asida de mis cabellos
y mil y ciento tras ellos
y tras ellos mil y ciento
y después
de muchos millares, tres;
y porque nadie los sienta
desbaratemos la cuenta
y contemos al revés.

Cristóbal de Castillejo

Ana Herrera dijo...

Antonio, acabo de encontrar esta entrada con tu traducción del poema de Catulo que me parece extraordinaria. Estoy traduciendo un libro de un autor inglés en el que aparecen traducciones de poemas de Horacio y Catulo, y me pregunto si te importaría que incluyera la tuya, citando la procedencia, por supuesto. Y también me gustaría saber si la traducción de este poema en concreto ha aparecido en algún libro. Gracias anticipadas.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Gracias por tus palabras y tu interés, Ana. Puedes reproducir la traducción citando la procedencia. Está inédita en libro, pero formará parte de "El friso de un común anonimato", una colección de traducciones y versiones de poesía que preparo desde hace tiempo. Saludos.

Ana Herrera dijo...

¡Muchísimas gracias! El libro lo publicará la editorial Ariel, pero todavía está en fase de preparación. Ya te informaré.
Avísame también cuando salga la colección de traducciones que me dices, porque me interesa mucho.
Un cordial saludo