domingo, 8 de marzo de 2009

Divina Comedia (V)



V



Alzo los ojos, y arden las vidrieras

con figuras de santos que murieron,

mártires ayer, hoy glorificados.

En el gran Rosetón lucen las hojas

la victoria de Cristo; y en corros, ángeles

su esplendor multiplican, y de nuevo

Beatriz junto a Dante, no enojada,

sonríe con palabras de alabanza.

Suena el órgano, y coros invisibles

cantan letanías de paz y amor,

bendiciones del Espíritu Santo,

y en las agujas, dulces, las campanas

por cima de tejados y hacia el cielo

proclaman la elevación del Santísimo.



Longfellow, traducción de A.R.T.


2 comentarios:

Pedro dijo...

Gracias por este Longfellow tan bien trasladado.

Bellísimo.

Pedro de Justo.

Olga B. dijo...

Bueno, yo estoy abonada a la serie, pero vas mucho más deprisa que yo:-)
Sí que es bellísimo. Tengo muy clara la sensación que me produce, pero no tanto cómo decirlo. Lo que me llega es una alegría solemne en la sonrisa de Beatriz y en esos coros invisibles.
No me parece fácil modular esa voz.
Para mí está siendo un descubrimiento.
Saludos, Antonio.
Y gracias.