lunes, 16 de marzo de 2009

Planta con libros

Escribí este poema hace unos días. Se lo dedico, con su tipografía in phantasma y su alusión céltica, a Juan Manuel Macías:


PLANTA CON LIBROS


En su elevada balda, el poto crece.

Hace días que no leo a sus vecinos.

De arte mayor, sus tallos riman

con el estante de abajo y el superior.


Trazos verdes recorren estos lomos

y guiñan al sol de la ventana.

J egos par apl za la uerte

de JU N LU S PAN RO,

Ba co in l ces

de LU S PI ENTEL.


Como cuerna de ciervos que salieran

de relatos fenianos del anaquel de al lado,

copioso y muy tupido, su verdor

busca la luz lo mismo que la página.


La biblioteca es savia.


10 comentarios:

Alfredo Oliva dijo...

Antonio,
muy ingenioso el poema.
Supongo que el de Luis Pimentel es Barco sin Luces.

El jueves pasado fue la entrega del premio Surcos a Trinidad Gan. El libro ha quedado bien
¿Te avisaron?.

Un saludo

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Hola, Alfredo. Gracias por la lectura y el comentario. Sí, has hecho bien el casi crucigrama (bueno, no es tan difícl...). Recibí una invitación para la presentación unos días antes, pero los jueves doy clase en el taller de poesía y me es imposible acudir a actos por la tarde-noche. Otra vez podremos coincidir, espero. Saludos.

Juan Manuel Macías dijo...

Querido Antonio, no tengo palabras, me crece una enredadera de entusiasmo en torno a la sintaxis. Ojalá pudiera agradecerte aquí con una buena Baskerville o una porson oxoniense. Qué digo, en caracteres oghámicos. Mil gracias. Es un estupendo poema, con una muy buena planta. Todo un honor para mí. Un abrazo grande y un brindis virtual con Guinness.
Sláinte! (¿se escribe así? :-)

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Así se escribe, Juan Manuel (hasta que se han tomado unas cuantas). Luego, como si la planta fuera borrando caracteres. Un abrazo, amigo. Sláinte! (vaya, mañana es San Patricio).

Olga B. dijo...

La savia y la biblioteca son los mejores juegos para aplazar la muerte, tal vez por eso el verdor del poto busca lo mismo que la página.
Me gusta el poema, el autor, el homenajeado y Juan Luis Panero. Y ese nombre, "in phantasma".
Buenas noches, Antonio.
Que tengas sueños célticos.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Un gran poema, Antonio. Es otra de las ventajas del blog, poder ofrecer primicias de este tipo, versos casi recién nacidos, como regalo para tus lectores fieles. Esta asociación de la planta con los libros, magistralmente conducida hasta el verso final, me ha encantado. Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Realmente ingenioso y culto. Muchas gracias Antonio.
Un abrazo.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Gracias, Olga, Juan Antonio y Javier. Me gustaría pensar que este poema pudiera agradar también a los imagistas (o imaginistas), con Pound a la cabeza. Ah, Pound también podría aparecer en estos versos, pues sus libros están próximos a los de Panero y Pimentel en el verdecido estante. Saludos.

Braenwyn dijo...

Hermoso.... más gráfico? imposible, un retrato excelente...
Que siga corriendo la savia por las venas...

Un abrazo,

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Me alegro de que las ramas de esta planta lleguen a México y te hayan gustado, Braenwyn. Un abrazo.