viernes, 6 de marzo de 2009

Que se sepa

¿Se puede arrasar algo que aún no se ha construido? Sí: se puede destruir su sueño. Eso es lo que sucedido con la Casa de los Poetas de Sevilla. El Ayuntamiento ha hecho un homenaje sui generis a los numerosos poetas hispalenses que abandonaron la ciudad (Bécquer, Antonio y Manuel Machado, Cernuda, Rafael Montesinos) y también ha hecho que deje la ciudad el hermoso sueño de una casa dedicada a la poesía. Esa es la realidad, que se quiere paliar con engañifas. Por favor, corred la voz, que se sepa. Francisco José Cruz, con más paciencia que el santo Job, trató de que se hiciera realidad lo que a la postre ha envenenado la municipal desidia. Llevó el nombre de Sevilla y de la prometida Casa de los Poetas allí donde el idioma se dilata, a las repúblicas americanas. Y trajo a Sevilla a poetas de allí como Eugenio Montejo, Tomás Segovia, Fabio Morábito, Carlos Germán Belli, IdaVitale... Todo para nada, porque ha vencido la peor Sevilla. Que se sepa.

Aquí varios enlaces que informan sobre el despropósito: Diario de Sevilla, El Mundo o el Correo de Andalucía. Movilizaos, poetas sevillanos. Movilizaos, amantes rebeldes de la poesía.

8 comentarios:

José María JURADO dijo...

Es que la quieren poner en el cementerio, como hemos sabido también hace poco, la casa, digo.

¡Qué ciudad!

Triana dijo...

Antonio, desde que se empezó con la restauración del Convento de Santa Clara, he seguido las obras de forma continuada, ya que se puede visitar de forma guiada los sábados, en mi blog puedes ver varias entradas con las fotos que hice en esas visitas, la última vez que fuí, hace un par de meses, nos dijo el guia que pertenece al equipo de restauradores, que en breve estaría ya ocupado por La casa de los Poetas la zona destinada a ellos que eran los antiguos dormitorios de la planta baja del convento, y hace dos noches, Paco Robles en Sevilla tv. dió la noticia sin hacer más comentarios, me gustaría saber cual ha sido el motivo de esta decisión que me ha decepcionado enormemente.
Apunto una cosa, se nos dijo en una de las visitas que la baronesa Thyssen estaba detrás del convento para traer aquí su colección andaluza, pero que quería el convento entero, espero que esto no tenga nada que ver...
Saludos.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Este asunto va a traer cola, José María. El sábado saldrán más noticias en prensa. Desalentadoras, por supuesto. Triana, el motivo sólo puedo verlo en la falta de sensibilidad cultural de la Delegada del ramo, que no ha emprendido un solo nuevo proyecto y se ha cargado no pocos de los heredados del anterior Delegado, que tendría defectos pero sí era persona de cultura. Decir que la Casa de los Poetas ya no tiene cabida en el Convento de Santa Clara porque ahí se van a colocar otras cosas, cuando la Casa de los Poetas era el destino principal del deficio, denota no sé si maldad o sarcasmo. Yo visité también las obras, hace un par de años, creo, y me pareció el lugar idóneo. Ahora, suponiendo que busquen nuevo emplazamiento para la descafeinada Casa, la aperura de ésta se aplazará Ad Calendae Graecae. Uno mira lo que en poesía se hace en Córdoba o Málaga, y da vergüenza de ser sevillano. Un saludo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

En esta ciudad la cultura importa lo que ya sabemos: óperas para dejarse ver (pero a las que muy pocos tienen acceso), discursos vacíos y pare usted de contar. La gestión cultural es un auténtico desastre. Parece que lo que no sea Semana Santa o Feria aquí no interesa lo más mínimo. De una ciudad de la que tuvieron que salir sus más ilustres escritores, de Blanco White o Bécquer a Cernuda, y tantos otros, poco se puede esperar.
Hay que levantar la voz; alguien dijo alguna vez que tenemos los políticos que nos merecemos. Me niego a aceptarlo.
Un abrazo compungido y cabreado.

Carola dijo...

Sí, Antonio, es una pena. Las instituciones públicas sevillanas deberían ser más conscientes de que pasos de ese tipo van menguando la imagen que todos habíamos tenido siempre: la de una Sevilla acogedora y con una oferta cultural considerable. Tampoco resulta tranquilizador que se emprendan obras "destinadas a..." y se decida por el camino destinarlas a otra cosa. Los responsables deberían recordar a Pedro y el lobo y tener bien claro (¿quién sino ellos?)dónde instalar las bibliotecas, dónde los espacios sociales y dónde las casas de los poetas. Con actuaciones de este tipo fomentan el pasotismo y la indiferencia de la gente de a pie, que ya no se cree nada de lo que anuncian sus representantes en la administración.(Parece que con cierta razón.)

JP dijo...

Sobre el anfitrión...

http://actualidad.terra.es/cultura/articulo/tavarillo-clarin-cernuda-serafin-f-3110622.htm

Á. V. dijo...

Parece un lugar común, un tópico, cosa de fachas, pero por desgracia no lo es. Con los políticos, y no hago distingos de siglas, no se puede ir a parte alguna. Hablo por (dolorosa) experiencia. Y eso vale para Sevilla y para (casi) cualquier parte... de España. Saludos y suerte.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Juan Antonio, Carola, JP y Álvaro: gracias por pasar por aquí y dejar vuestros comentarios. Lo de la Casa de los Poetas es muy grave. En otra época se creía que los poetas éramos videntes. Hoy, algunos piensan que somos idiotas. Saludos.