martes, 28 de abril de 2009

En Melilla


Acabo de regresar de Melilla, donde he participado en la fabulosa Semana del Libro, que como los 8 Días de Oro o la Quincena Fantástica de El Corte Inglés dura bastante más del tiempo declarado. Reencuentro con mi ciudad natal. Emociones. He presentado mi libro Las líneas de otras manos: esbozos de crítica literaria (Servicio de Publicaciones de la Comunidad Autonómica de Melilla y el Centro Asociado de la UNED en Melilla). En él hablo de Felipe Benítez Reyes y de Oscar Wilde, de Yeats y Li Po, de Blanco White y Chesterton... Como se ve, estoy bien acompañado.

1 comentario:

marisa dijo...

Si es que no paras...pero como bien dices vas muy pero que muy bien acompañado, y ¿qué mejor lugar de encentro que los libros? Un abrazo