viernes, 15 de mayo de 2009

Monje

                                           

 

Tú eres San Antonio,

o un eremita,

                                    sentado en tu roca

                                    en un árido islote.

                                    La señal de mi cruz apacigua

                                    el océano y el viento.

                                    Tus manos están llenas de alondras.

 

                                    Yo, la Tentación,

                                    ya me conoces.

                                    A veces soy Eva,

                                    a veces la serpiente venenosa.

                                    Me alzo hasta tu pensamiento

                                    en medio del día claro y resplandeciente.

                                    Brillo como el sol en el manzanar.

 

                                    No es para atormentarte

                                    por lo que me alzo cada día,

                                    sino para empaparte

                                    de destellos de amor.

                                    Doy el salto del héroe en el Cielo

                                    desde la superficie del Puente Sombrío

                                    para estar siempre presente en tu jornada,

                                    apóstol mío, mi monje.

 

 

                                                                        NUALA NÍ DHOMNHNAILL

(trad. de A. R. T.)

11 comentarios:

Barrach dijo...

Antonio, te veo Hibernis ipsis hibernior últimamente. No conozco el original pero el poema hace muchos guiños a la sencillez y luminosidad de la poesía ermitaña del irlandés antiguo. Me encanta "las manos llenas de alondras", fantástica evocación de música y vuelo. Una poesía de renovación y transformación.
Me hizo recordar Faoileán, una canción escrita por Michael Davitt del mismo grupo poético (Innti) y cantada por Tríona Ní Dhomhnaill y otros en los años setenta. Busqué el texto y la canción ahora en la red pero tan sólo veo una chuleta de un "Rincón del vago" irlandés.

Olga B. dijo...

Curioso tratamiento de la tentación.
Sencillez y luminosidad, como dice Barrach.
Gracias por la perla, Antonio.

Alejandro Martín Navarro dijo...

Qué bueno, y qué bien que puedas traducirnos esos textos... Un abrazo

Barrach dijo...

Makar, nos debes una traducción de "Yo soy Eva". Seguro que tienes una escondido por allí, tramposo. A Olga le encantaría.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

A Bharraigh a chara, seo an dán mar Nuala scríobh é:

Tusa Naomh Antaine,
nó Céile Dé,
suite ar charraig
ar Sceilg Mhichil.
Ciúnaíonn fíor mo chroise
an fharraige is an ghaoth.
Tá do lámha lán d'fhuiseoga.

Mise Temptation,
aithníonn tú mé.
Uaireanta is Éabha,
uaireanta is nathair nimhe mé.
Éirim chun táigne
i lár an lae ghléigil ghlé.
Soilsím mar ghrian in úllghort.

Is ní chun do chráite
a éirím gach lá,
ach chun do bháite
faoi leáspairtí grá.
Léim gaiscígh i bhFlaitheas
de dhroim dhroichead Scáthaigh
a apstail, a mhanaigh.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

En otro sitio escribí que la poesía de Nuala tiene muchos puntos en común con la de Ana Rossetti, con su uso de imágenes religiosas y de la liturgia. Éste es un buen ejemplo. Me alegro de que te guste, Olga.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Abrazo fuerte, Alejandro. Viniendo de ti, tan excelente traductor, es un halago.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Hola, Barrach. Tengo casi todo lo publicado por Nuala y no encuentro el poema que dices. ¿Está en su libro reciente, de hace pocos meses? ¿No te referirás a este mismo poema, en que escribe "Uaireanta is Éabha,
uaireanta is nathair nimhe mé." En cualquier caso, publicaré aquí otras traducciones que tengo hechas de su poesía.

Barrach dijo...

Tapadh leat y Shucks, makar.
El del siglo XI(?)Eve (From The Old Irish). No tengo Murphy a mano así que te mando esta
traducción y comentario de Thomas MacDonagh (que para mí era mejor poeta que Pearse)


I am Eve, great Adam's wife,
I that wrought my children's loss,
I that wronged Jesus of life,
Mine by right had been the cross.

I a kingly house forsook,
Ill my choice and my disgrace,
Ill the counsel that I took
Withering me and all my race.

I that brought winter in
And the windy glistening sky,
I that brought sorrow and sin,
Hell and pain and terror, I.
Notes
"An Old-Irish poem of the tenth century. Of its four stanzas I have omitted one which I think worthless."
Te mando también su traducción del Bhuinneán Bhuí (ya que hoy pensamos en Tríona y pajaritos, se nota que la furia de tu nueva feria está infectando a todos.)

The Yellow Bittern
The yellow bittern that never broke out
In a drinking bout, might as well have drunk;
His bones are thrown on a naked stone
Where he lived alone like a hermit monk.
O yellow bittern! I pity your lot,
Though they say that a sot like myself is curst -
I was sober a while, but I'll drink and be wise
For I fear I should die in the end of thirst.


It's not for the common birds that I'd mourn,
The black-bird, the corn-crake, or the crane,
But for the bittern that's shy and apart
And drinks in the marsh from the lone bog-drain.
Oh! if I had known you were near your death,
While my breath held out I'd have run to you,
Till a splash from the Lake of the Son of the Bird
Your soul would have stirred and waked anew.

My darling told me to drink no more
Or my life would be o'er in a little short while;
But I told her 'tis drink gives me health and strength
And will lengthen my road by many a mile.
You see how the bird of the long smooth neck
Could get his death from the thirst at last -
Come, son of my soul, and drain your cup,
You'll get no sup when your life is past.


In a wintering island by Constantine's halls
A bittern calls from a wineless place,
And tells me that hither he cannot come
Till the summer is here and the sunny days.
When he crosses the stream there and wings o'er the sea
Then a fear comes to me he may fail in his flight -
Well, the milk and the ale are drunk every drop,
And a dram won't stop our thirst this night.

Pues para apreciar el poema de Nuala, un video de Skellig Michael para que vea Olga tu islote
http://www.youtube.com/watch?v=Gpg5k54qxsk
Dunscaich está en Skye y asociado con la madre de CuChulainn

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Ah, sí, Barrach. Creía que te referías a un poema de Nuala Ní Dhomhnaill que yo desconociese. El que dices lo tengo traducido y publicado en mi Antiguos poemas irlandeses, (Gredos, p. 128). Lo publicaré en una entrada propia un día de éstos. Me ha gustado mucho la versión de MacDonagh, y el otro poema que nos regalas. Gracias igualmente por el vídeo.

Olga B. dijo...

¡Ahora he visto el vídeo!
Pues tiene razón tu amigo... sí que es precioso "tu" islote;-)
Gracias, Barrach.