Leyendo

Leyendo
© Juan María Rodríguez

domingo, 10 de mayo de 2009

The Parting Glass



Vértigo me da decir que este poema fue escrito hace veintitrés años, dejando atrás la Princes Street de Edimburgo, pero así fue. Ha visto la luz recientemente en el Homenaje a la Generación del 27 que ha publicado el Ateneo de Sevilla. No sé muy bien por qué mandé este poema tan poco español y veintisieteanista, pero bueno... El título, "El vaso de despedida", alude a una hermosísima canción irlandesa, no escocesa, que dejo aquí en una brillante ejecución.

THE PARTING GLASS

Mientras dejo Edimburgo, y la mirada
se vuelve en derredor como queriendo
soldar al corazón tanta belleza,
aún desde lo alto el Castillo
por última vez vuelve a emocionarme.
Su imagen me da escolta en el adiós.
Se aleja la ciudad que me ha habitado.

5 comentarios:

Olga B. dijo...

Oh.
Edimburgo for ever;-)
Es cierto, hay ciudades que nos habitan.
Y uno se queda "haunted", siempre me encantó ese adjetivo.
Es una manera un poco salvaje de no estar solo;-)

FELIPE BENITEZ REYES dijo...

Estupendo poema, Antonio.
Enhorabuena por el arranque de la editorial. Que no se cierre el paréntesis.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Qué difícil es traducir "haunted", ¿verdad, Olga? Pero es verdad, la ciudad tiene su magia: si algo de ella se ha quedado prendida al poema pues estupendo.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias, Felipe. Es, como digo, un viejo poema: nació con la intención de ser más extenso, pero el tiempo lo ha dejado tal como está. Su brevedad le añade emoción, creo. En cuanto a lo de la editorial, el paréntesis está abierto, y con mucha chicha en el emparedado, cuya rebanada superior no se adivina. Espero que haya mandíbulas para tragarlo...

Jean Robur dijo...

Antonio, te dejo a otro grupo que ejecuta esta canción de manera magistral. Saludos desde Girona!

http://noualbatros.blogspot.com/2009/06/parting-glass-clancy-brothers-and.html