Décimo aniversario



Hace diez años moría el poeta Michael Hartnett, autor de una importante obra en inglés e irlandés. Su temprano interés por Lorca le hizo viajar a España, y también traducir el Romancero gitano. Este artículo publicado en The Irish Times es un homenaje a su figura, aunque su autor prefiere no divulgar lo que todo el mundo sabe: que el poeta murió alcoholizado. Al final del artículo se reproduce un hermoso soneto de Hartnett que traduje para la revista Palimpsesto y que transcribo aquí:


     AQUEL BESO DE ACTOR

 

Besé a mi padre en su cama en la clínica.

Con suelas soñolientas la enfermera

pasaba junto a viejos delirantes.

Siete décadas, dentro, en su cabeza,

congeladas, se iban derritiendo;

la gama del pintor sólo eran grises.

Aquel beso de actor cayó tan hondo

que no me trajo ecos deseados:

un único año eterno era la vida

en el calidoscopio de sus ojos.

Me legó su amargura y su gran sed,

su fría forma de cerrar las puertas.

Después, bebiendo algo, me di cuenta:

aquel fue nuestro primer beso y el último.

 

 

muerto el 3 de octubre de 1984

Comentarios

Sergio ha dicho que…
Uff... Precioso poema, Antonio. Gracias por el descubrimiento.

Saludos.
Olga B. ha dicho que…
Qué cosas tiene la poesía, un irlandés traduciendo el Romancero. Es curioso pensar en cómo reconstruyó en su interior toda esa imaginería gitana... tal vez un poeta siempre puede, de alguna manera, entender a otro.

El poema es impresionante. Los cuatro últimos versos duelen.
Gracias.
Antonio Rivero Taravillo ha dicho que…
Gracias, Sergio y Olga, por la lectura. Siempre emociona una voz viril que se quiebra. Y más el silencio y la falta de comunicación y muestras de cariño que, como una plaga bíblica, nos persigue a los hombres.
Javier Sánchez Menéndez ha dicho que…
Pues sí que es bueno el soneto Antonio, y la traducción, eterna.
Anónimo ha dicho que…
Con todo, no es imposible -así lo demuestras una y otra vez-, respetando las características de cada lengua, el nivel lingüístico que proceda y las ideas que deben transferirse, "traducir" (es decir, volver a expresar el texto) éstas con acierto, cordura y refinamiento. Enhorabuena, Antonio.

PD: A ver, Antonio, quién se atreve a "traducir" ese endecasílabo inmortal que escribiste una vez: "... espada que se adentra por la muerte." (Espero no haber metido la pata, puesto que he tirado de la memoria, esa puta barata. ¡Vaya!, un pareado.)
Anónimo ha dicho que…
Qué buena traducción, Antonio. Gracias y felicidades.
Antonio Rivero Taravillo ha dicho que…
Gracias, Javier, Alejandro, Sara: qué lujo tener lectores como vosotros.