jueves, 17 de septiembre de 2009

Antologías



"...esas antologías exquisitas, editadas más que para poner a los amigos, para excluir a los adversarios."


Agustín de Foxá en "Olor a cera", una de las narraciones recogidas en Misión en Bucarest y otros relatos.



6 comentarios:

Olga B. dijo...

Qué bueno.
(Y qué penita).
Abrazos.

Juan Manuel Macías dijo...

Una antología suele ser un ladrillo para tirárselo a la secta de enfrente. Aunque también es lícito proponer (que no imponer) una estética. Y también es verdad que hay descaradas luchas de poder disfrazadas de debate estético. Es bueno el debate, claro, pero el debate de verdad. Hay antologías y antologías, y antólogos y antólogos. Pocas, supongo, son las que se ganan el favor del tiempo. Pero siempre nos quedará la antología de la zarzuela :-)
Abrazo.

ONDA dijo...

Y que razón tenía algo de esto creo que es lo que hizo Gerardo Diego con Adriano.

Un fuerte abrazo y agradecido por la reflexión ingeniosa...

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Sí, hay antologías escritas no con tinta, sin con el deseo de hacer sangre a los ausentes. Pero bueno, esto es lo que hay. Por cierto, últimamente no se publican tantas...

Abrazos.

Juan Manuel Macías dijo...

De todas formas, habría que matizar, porque el texto de Foxá puede ser justo e injusto a la vez. Prescindiendo de la hipótesis de que el antólogo mengano tenga un problema personal con el poeta fulano, una antología, ya digo, es la propuesta estetica de quien la hace, y es natural que unos salgan en la foto y otros no. Otro cantar sería la amplitud de dicha propuesta o el censo de prejuicios, que hay estéticas como gendarmerías. En cuanto a la famosa antología de Gerardo Diego, al margen de sus posibles errores, y dejando a un lado el caso de Adriano del Valle que cita Onda, nadie puede negarle sin embargo su tremenda lucidez profética, y por eso es una antología fundamental y un canon, y justo es reconocerlo, porque Gerardo Diego es una figura imprescindible, a mi juicio, en la poesía del pasado siglo. En todo caso, como sugieres, tampoco hay que darles a las antologías un valor absoluto. Ha habido demasiada saturación, como en los premios de poesía. Eso cansa.
Un abrazo y feliz sábado irlandés.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Sí, Juan Manuel: algo hay de todo eso. Yo hace tiempo que pienso que debería hacerse una antología de la poesía más o menos reciente, pero atendiendo no a los nombres sino a los poemas mejores. Al fin y al cabo, lo que importa es esto, la poesía más que los poetas.
Un abrazo.