jueves, 24 de septiembre de 2009

Un poema de Máirtín Ó Direáin


Leía este poema en Madrid hace unos días. Su autor era natural de una de las islas Aran, en el oeste de Irlanda. El cuadro que lo ilustra es de Jack B. Yeats, hermano del Nobel. ¿Colgar un poema sobre la primavera ahora que en España empieza el otoño? Todo es relativo, en irlandés septiembre es Meán Fómhair, "mitad del otoño", y octubre Deireadh Fómhair, "fin del otoño"...

Contra ese invierno que se avecina, estos versos.


AN tEARRACH THIAR

 

Fear ag glanadh cré

De ghimseán spáide

Sa gciúnas séimh

I mbrothall lae:

            Binn an fhuaim

San Earrach thiar.

 

Fear ag caitheamh

Cliabh dá dhroim,

Is an fheamainn dhearg

Ag lonrú

I dtaitneamh gréine

Ar dhuirling bhán:

            Niamhrach an radharc

San Earrach thiar.

 

Mná i locháin

In íochtar díthrá,

A gcótaí craptha,

Scáilí thíos fúthu:

Támhradharc sítheach

San Earrach thiar.

 

Tollbhuillí fanna

Ag maidí rámha,

Currach lán éisc

Ag teacht chun cladaigh

Ar órmhuir mhall

In ndeireah lae:

San Earrach thiar.

 

LA PRIMAVERA EN EL OESTE

 

Un hombre limpiando

de tierra una pala

en el plácido silencio

de un día caluroso:

            armónico es el sonido

            en la primavera en el oeste.

 

Un hombre que suelta

la cesta de su espalda,

y las rojas algas que relucen

bajo la luz del sol

en una playa blanca de guijas:

            una espléndida visión

            en la primavera en el oeste.

 

Mujeres en las charcas

con la marea alta,

remangadas sus faldas,

y reflejos debajo:

            una plácida vista

            en la primavera en el oeste.

 

Leves golpes huecos

de los remos,

una barca llena de pescado

que se acerca a la orilla

en una mar de oro lento

            al acabar el día

            en la primavera en el oeste.

           

                                                MÁIRTÍN Ó DIREÁIN

3 comentarios:

Alfredo J. Ramos dijo...

Me quedé con las ganas de visitar las Aran, al alcance de la mano desde la bahía de Galway, en un reciente viaje a Irlanda, y más aún al tener noticia de su importancia como escenario cinematográfico (ese Man of Aran de Flaherty, algo así como la buñueliana y casi coetánea «Tierra sin pan» respecto a la realidad irlandesa) y literario (el decisivo consejo de Keats a Synge). Este poema remedia y aviva el deseo. Gracias por compartirlo. Y ya puestos, ¿alguna traducción castellana recomendable del libro de Synge sobre las islas? Un saludo.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Existe una muy hermosa edición en Alba, que incluye grabados de Jack Butler Yeats, que le van como anillo al dedo. La traducción, que me pareció buena cuando la leí hace unos años, es de María Isabel Butler de Foley. ¡Vaya, del mismo linaje que los Yeats! Nuestro Juan Eduardo Cirlot, enorme poeta, también tenía ascendientes entre los Butler.

Un saludo.

Alfredo J. Ramos dijo...

Gracias por la respuesta, intentaré conseguirlo. Desconocía esa ascendencia de Cirlot, que quizás explica predisposiciones. Ya solo falta que también Cunqueiro tenga algún pariente irlandés, aunque aquí la afinidad debe de estar, como suele decirse, en la masa de la sangre. Saludos. (Y disculpas por la errata de mi comentario anterior que transformó a Yeats en su casi homónimo inglés).