martes, 20 de octubre de 2009

Here comes the Kindle

A partir de esta semana, Amazon comienza a enviar sus Kindles a 100 países que se suman al hasta ahora único en que se podía adquirir: Estados Unidos. Quién sabe, quizá también uno caiga y compre su cacharrito, teniendo en cuenta además que gracias al actual cambio de divisas se queda por debajo de los 200 euros. Entre tanto, dejo aquí un extenso y muy entretenido artículo del novelista Nicholson Baker, que compró el suyo hace pocos meses y dejó constancia de la experiencia en las páginas de The New Yorker.

No le gustó el deprimente gris verdoso de la pantalla, y le resultó hilarante el modo de leer en voz alta del cacharrito, que en una ocasión confundió el miss de “fallar o errar el blanco” con la abreviatura de un estado e hizo sonar: “He loved the chase, the Hunt, the splits-second intersection of luck and Skull that allowed him to exercise his perfection, his inability to Mississippi.”

Corrijo lo anteriormente dicho: he hecho el cálculo, y con el transporte y el IVA, que hay que añadir al precio del artilugio, éste viene a costar unos 235 €, al cambio actual. No está mal. El gran inconveniente, además de los que pueda decir Baker, es que al día de hoy los libros digitales que vende Amazon para el cacharro están sólo en inglés.


No hay comentarios: