viernes, 2 de octubre de 2009

Traducido al inglés.


Pues no es tan tonto como parecía...

 Con curiosidad por la reciente entrada de Juan Manuel Macías en su blog, he probado con el traductor de Google, y he hecho que traduzca (que retraduzca) el primero de los Sonetos de Shakespeare a partir de la traducción que el mismo traductor virtual había hecho previamente al español. Y cuál no es mi sorpresa cuando veo que tiene en cuenta el carácter literario del texto y que puede que hasta "le suene" el soneto. Me emociona ese art, y ese thou, palabras arcaicas que maneja con desparpajo el ingenio cibernético. Merece la pena hacer una lectura detenida. 

He aquí el soneto de Shakespeare tras ser traducido automáticamente al español, y de nuestro idioma nuevamente al inglés.


From fairest creatures we want to increase 
What increases the beauty can never die, 
But as more mature than death time 
His tender heir might have his memory: 

But you hired for your own bright eyes, 
Feed'st lighting of the flame of your car with substantial fuel, 
Making a famine where abundance lies, 
Your enemy of yourself to your own sweet too cruel: 

Thou that art now the world's fresh ornament, 
And just to announce the gaudy spring, 
Within your own cocoon buriest your content, 
And villain tender mak'st waste in niggarding: 

Too bad the world, or else this glutton be, 
To eat the world because, by the grave and thee.



Esto es lo que escribió Will:

From fairest creatures we desire increase,
That thereby beauty’s rose might never die,
But as the riper should by time decease,
His tender heir might bear his memory:


But thou, contracted to thine own bright eyes,
Feed’st thy light’st flame with self-substantial fuel,
Making a famine where abundance lies,
Thyself thy foe, to thy sweet self too cruel.


Thou that art now the world’s fresh ornament
And only herald to the gaudy spring,
Within thine own bud buriest thy content
And, tender churl, makest waste in niggarding.


Pity the world, or else this glutton be,
To eat the world’s due, by the grave and thee.








5 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

¡Ver para creer! Y sin embargo, el "Feed'st lighting of the flame of your car with substantial fuel" no se lo quita Google ni ciego de vino. Por cierto, hace días, Fruela Fernández dejó en su blog este experimento descacharrante con el poema de los dones de borges traducido por google al vietnamita, al estonio, al croata y otra vez al castellano. La última estrofa es sublime (ojo a la rima aguda de los dos primeros versos, el primero de los cuales, un perfecto endecasílabo):

Groussac o Borges, mira a este bebé.
El mundo está distorsionado y fuera de
ceniza de luz ambigua.
Parece que este sueño y el pueblo quen Khong

Abrazos.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

La verdad es que, en algunos versos, parece que los traductores nos vamos a quedar sin trabajo. Pero, por fortuna, en otros hace falta una mano que arregle los desaguisados de la máquina. Lo más inquietante: que ésta aprende (o, como tú dices, que "le suenan" las cosas): ése "thou art" sin duda merecería una larga explicación de quien quiera que haya programado la máquina.

Olga B. dijo...

Pero los extraños mecanismos de la programación y el azar, que a veces tiene tan mala leche, dan en ocasiones unos resultados mistéricos a más no poder. En algunos casos, ese lío de órdenes y esa "inconsciencia" se parece a la genialidad de un poeta loco. A mí me da un poco de miedo todo esto...
Pero bueno, la sonrisa es también inevitable. Quedémonos con eso;-)

Juan Manuel Macías dijo...

Bueno, más allá de las risas que nos hemos echado, yo creo que estos programas se encuentran con el mismo problema que los especialistas en lingüística indoeuropea, una de mis debilidades. Se manejan muy bien en el léxico, incluso establecen curiosas hipótesis con un cierto grado de verosimilitud (lo del thou, no estará influido por el "arte" que anda por ahí cerca en la primera versión??), pero se la pegan buena en la sintaxis. Mal puede llevarlo un autómata contra el famoso "desautomatismo" que pregonara Jakobson para la poesía. Total, que yo sigo confiando en los Rivero Taravillo y los Benítez Ariza. For ever :-)
Abrazos

Antonio Rivero dijo...

Si los traductores humanos dejan de traducir y Google se hace con el monopolio, yo te aseguro que dejo de leer . Me niego a recorrer una obra cuya traducción es un mero ajuste de ecuaciones y no un ejercicio humano de dar a un idioma que esta necesitado la medicina que merece.

Un saludo Antonio