viernes, 8 de enero de 2010

Ramón Gaya



Es este año, también, como el de Miguel Hernández, el centenario de Ramón Gaya, que no sólo fue pintor, como casi siempre lo recordamos, sino también poeta. En la primavera se celebrará un encuentro sobre él en Murcia, donde hace ya bastantes años que funciona el museo dedicado a su memoria, a su obra.
Hasta su muerte estuvo haciendo viñetas para las hermosas ediciones de Pre-Textos: si os fijáis bien en la cubierta de la traducción de Tennyson que podéis ver en la columna de la derecha, la copa, grial artúrico casi, fue dibujada por Gaya. Fue de las últimas que hizo.
Dejo aquí el enlace al blog dedicado al artista.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Uno de mis artistas preferidos. Hace poco estuve en el Museo Ramón Gaya, que no conocía, y salí encantado, feliz. Y qué bien han escrito los poetas sobre su obra. Será porque ser poeta y pintor y dibujante eran tres partes de la misma cosa: poesía.
Me importa reivindicar su contemporaneidad. No era un vanguardista pero tampoco un continuista. Su sensibilidad es plenamente nuestra, de este tiempo y de cualquier tiempo. Sólo el afán de la novedad a cualquier precio (aunque se trate de una novedad banal) puede desviar la atención de una obra tan esencial y verdadera.
Tengo en la mesa un cuaderno con dibujos de Gaya y estoy leyendo un comentario de Olvián que es un poema.
Un abrazo:
JLP

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Recuerdo, sí, que leíste en el Museo. Y la hospitalidad con que te trataron, y la charla interminable con Soren Peñalver. Y tuviste, como yo en otra ocasión, oportunidad de ver al natural la obra de RG. A mí me sosiega el alma, y eso es ya decir mucho. Un cartel del Museo tutela mi estudio.

Un abrazo.

Mery dijo...

Tengo un amigo en Murcia que estará encantado de este encuentro con Gaya.Espero que se le homenajee como es debido a lo largo y ancho de esta España nuestra.
Por cierto, vengo del blog de Olga y me ha encantado leer lo de la edición de su Andábata. Os felicito a ambos, de corazón.

Un abrazo y Feliz 2010.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Saludos por partida doble, Mery. Y feliz año para ti también. No sé yo si iré a ver la de Gil de Biedma. Si lo hago, naturalmente lo contaré aquí.