lunes, 15 de marzo de 2010

España e Irlanda




La editorial dublinesa Four Courts Press acaba de publicar un libro imprescindible para el conocimiento de las relaciones entre Irlanda y España durante los siglos XVII al XIX. Obligado es referirse a ella en esta semana en que se celebra San Patricio, patrón de esta enfermedad que nos acecha a algunos: la hibernofilia.
Me entero de ello en el móvil mientras tomo una pinta de stout (ya sabéis cuál, pero no le haré publicidad gratuita) aislado del horrendo hip-hop (si el santo levantara la cabeza) gracias a los auriculares por los que The Chieftains me llenan de su disco San Patricio los oídos. Pero de esto hablaré mañana.

6 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

Estaría bien conseguir el sponsor de la innombrable marca de stout para el blog, que están forrados :-)

Feliz San Patricio.

Un abrazo.

Máster en Nubes dijo...

Con permiso, muy interesante parece el libro. Y pensar que San Patricio era escocés y lo raptaron los piratas irlandeses...

hermanastra dijo...

Hibernofilia. Me gusta.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Sí, Juan Manuel; creo que tú y yo hemos contribuido a que los del arpa sean (un poquito) más ricos. Feliz San Patricio para ti también.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Sí, es curioso, Máster en Nubes: y que dieciséis siglos después nos tenga él secuestrados y cautivos, con síndrome de Estocolmo, digo de Dublín.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Sarna con gusto no pica, hermanastra.