domingo, 25 de abril de 2010

Luna de abril


Córdoba siempre nos regala algunos versos. Estos los escribí hace unos días bajo la borrasca.

LUNA DE ABRIL


Pródiga moneda de harina

acuñada en cada ojo,

duna circular que obedeces

a las mareas de la noche,

canosa circunspecta

con quien comulga el sueño,

¿existirás mañana?

Llueve,

y te desangras, pálida,

en flores de azahar sobre la acera.



7 comentarios:

Olga B. dijo...

Existirá. Es la única que puede desangrarse cada noche, tiene venas de piedra, la pálida luna.

Qué bonito, lástima haberlo leído tan de mañana, mejor me lo guardo para esta noche;-)

samsa777 dijo...

Muy hermoso.

Belén Núñez dijo...

Precioso Antonio.

Sara dijo...

Bellísima esa luna de abril. Los últimos versos dibujan una imagen muy hermosa.

Sergio B. S. dijo...

Lo mismo digo: hermoso poema.

Saludos.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias, amigos. A la noche siguiente comprobé que, sí, seguía existiendo para goce nuestro. Saludos.

Mery dijo...

Una lindeza la imágen "...que obedeces a las mareas de la noche".

Abril trae unos versos encantadores a la blogosfera. Gracias
Un abrazo