lunes, 21 de junio de 2010

El Diccionario de símbolos de Jesús Aguado


Siempre he admirado a Jesús Aguado: al poeta sobre todo, pero también, extensión natural suya, al traductor, al viajero, al crítico. Hace poco, junto a la Colina Blanca de Sevilla, donde él vivió y yo paso temporadas, su generosidad me llenó las manos de libros suyos, preciosas rarezas, que se vinieron a sumar a su más reciente poemario, Verbos, publicado en la editorial Zut. Ahora acaba de salir en Paréntesis su Diccionario de símbolos, un libro distinto, inclasificable, de prosas que funcionan como relatos, meditaciones, milagros. Dan una imagen diferente del poeta. Y complementaria. Lo presentaremos en Barcelona a la vuelta del verano.

4 comentarios:

arati dijo...

Pues anúncienlo con antelación, que acudiremos.

Anónimo dijo...

Apreciado Antonio:

Ante todo perdón por hacer este comentario desubicado, pero desde hacía unos días no había podido seguir el blog.La pregunta corresponde con la entrada en la anuncias la próxima y feliz aparición de la poesia completa de Yeats. ¿Qué opinas de la edición de Siruela (1991) a cargo de Manuel Soto? Vaya por delante que creo que una nueva traducción, y más si viene de tu mano, me parece totalmente oportuna y conveniente; por la importancia de la obra y la dificultad de encontrar la edición de Siruela.
Me auguro a mi mismo felices horas de estío volviendo a leer poemas como "Los cisnes salvajes de Coole", "Byzantium" o "Un aviador irlandés prevé su muerte". Muchas gracias por hacernos felices y un abrazo.
Juan C. Lozano.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Lo anunciaremos con tiempo, claro que sí.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Leí en su día la traducción del desaparecido Manuel Soto, y me pareció que presentaba una buena panorámica de Yeats. Efectivamente: no se ha vuelto a reeditar. La edición que saco en Pre-Textos no es sin embargo una antología, Juan, sino poesía completa, con excepción de tres poemas narrativo-mitológicos que más cabría calificar de relatos en verso. A los memorables poemas que citas añadiría, en una improvisada selección, "Plegaria por mi hija" y "El segundo advenimiento". Confío en que te guste el libro. Sólo en su espléndida factura ya merece la pena. Un abrazo.