miércoles, 7 de julio de 2010

Mi contribución al Mundial



No puedo resistirme a que acabe el Mundial sin dejar aquí mi pequeña conexión sudafricana. Es una excelente novela de Ann Harries, El Coloso, que se desarrolla en las cercanías de Ciudad del Cabo. Entre los personajes, por extraño que parezca, John Ruskin y Oscar Wilde. La traduje para Berenice. Para amantes de lo victoriano...

No hay comentarios: