lunes, 22 de noviembre de 2010

Entrar en la cámara oscura



“El ángel es el peor de los dragones”.

Éste es el verso con el que se cierra “Momento”, el estremecedor texto casi testamentario de Juan Eduardo Cirlot. En esa paradoja de que el ángel sea no criatura beatífica sino monstruo al que alancear, nada menos que un dragón, está también el secreto de Cámara oscura, libro en el que casi nunca las cosas son lo que parecen.

En los relatos de Cámara oscura hallamos ese mundo de deliciosas frutas, o aquí setas, que crecen de lo mágico, lo élfico, como en El mercado de los duendes, de Christina Rossetti.

Y es que hay no poco de prerrafaelismo en este libro. Y de numen céltico, pero igualmente con ramalazos griegos y de oscura estirpe anglosajona, como el título del cuento "Bloedsian".

Es un libro de perversiones e inocencia. En el que aparecen, también, Alicia y el verdadero Lewis Carroll. A la autora le fascina la Inglaterra victoriana, no como modelo de virtudes, sino como mundo hostil en que sobreviven y crecen algunas de sus heroínas, entre cejas fruncidas de varones y miriñaques.

Óscar Lobato presentará con Pilar Vera, la urdidora de estos personalísimos cuentos, Cámara oscura en la Biblioteca Provincial de Cádiz a las ocho de la tarde del miércoles 24 de noviembre (aniversario del nacimiento de Laurence Sterne).

La foto es de Cristina Monteoliva