domingo, 12 de diciembre de 2010

"Despidiendo a un amigo", de Ezra Pound




DESPIDIENDO A UN AMIGO

Montes azules al norte de las murallas,
blanco río que entre ellos serpea;
aquí debemos separarnos
y marchar por mil leguas de arrasada hierba.

El pensamiento como una ancha nube flotante,
el ocaso como la separación de viejos conocidos
que a distancia hacen reverencia con agarradas manos.
Nuestros caballos relinchan uno a otro
mientras partimos.

Rihaku


Publicado con alguna variante en Ezra Pound, Antología poética. Edición, introducción y notas de Manuel Almagro Jiménez. Traducción de Antonio Rivero Taravillo. Universidad de Sevilla, Sevilla, 1991.

5 comentarios:

Olga Bernad dijo...

Qué hermosa imagen final.

Juan Antonio Millón dijo...

Antonio, precisamente hoy he conseguido la Antología de Pound traducida por ti. Es excelente, merecería volver de nuevo a los circuitos comerciales. En este momento leo los poemas de Lustra, y me paro en un haikú "En una estación de metro":
La aparición de estos rostros en la masa/ pétalos sobre mojada y negra rama.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Sí, Olga, lo de los caballos relinchándose mientras se despiden sus amos es bellísima. Y Juan Antonio, gracias por el cumplido. Hoy cambiaría algunas cosas, afinando más, si cabe. Mi idea es volver a sacarla, pero se interponen problemas de derechos.

E. G-Máiquez dijo...

Que venzas esos problemas de derechos, admirable Antonio.

Y cuánta razón tiene Olga: los relinchos de los caballos, qué hermosura.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Relincharé de alegría cuando los venza, Enrique. Entretanto, como humano, me inclino haciéndote una reverencia.