viernes, 17 de diciembre de 2010

Frío



¡Siempre frío!
La mayor tempestad por doquier;
los arroyos son ríos
y un lago rebosante cada lago.

Como un magno mar cada lago se eleva,
es una multitud cada cosa pequeña;
las gotas de lluvia son como blocas de escudos;
como pieles de carnero blanco, los copos.

Como un foso es cada sucio charco,
se alza el llano, un bosque es cada páramo;
no encuentran refugio las bandadas
y blanca nieve llega a la cadera.

La escarcha ha cortado los caminos
rodeando artera el menhir de Colt;
la tempestad se atrinchera por todos lados
y nadie dice nada sino "Frío".


Probablemente compuesto en el siglo IX, el siglo de oro de la poesía de la naturaleza en Irlanda. Fue editado por K. Meyer en Four Old Irish Songs of Summer and Winter, Londres, 1903, pág. 18. Algunos versos aparecen también en otro poema traducido por Meyer en Ancient Irish Poetry, Londres, Constable, 1913 (reimpr. de 1994), págs. 57-58, que viene a ser una amplificación de éste. Para mi traducción me he servido del texto establecido por James Carney, Medieval Irish Lyrics, Portalaoise, The Dolmen Press , 1985 (=1967), págs. 22-24. Lo incluí en Antiguos poemas irlandeses, Madrid, Gredos, 2001, págs. 83-84.

1 comentario:

E. G-Máiquez dijo...

Gran elección para hoy. "Y nadie dice nada sino 'Frío'" es un verso inolvidable. Se ve que en el siglo IX, en las islas ya no hablaban sino del tiempo.