miércoles, 2 de febrero de 2011

Un siglo de clásicos


Fue un buen año: el de los nacimientos de Álvaro Cunqueiro y Flann O'Brien. Desde aquel 1911 en que la fundó James Loeb, atravesando diferentes avatares la Loeb Classical Library ha publicado cientos de elegantes y manejables volúmenes en cuarto en los que a los textos latinos (cubiertas y encuadernación rojas) y griegos (encuadernación y camisas verdes) se hace acompañar de impecables traducciones inglesas, ilustrativas introducciones, índices onomásticos y, en muchos casos, apéndices como mapas o -tengo por delante las cartas de Plinio el Joven- el croquis de este edificio o el otro (en el tomo del que hablo, el de la casa de Plinio en Laurentum).
Sobre los volúmenes de la Oxford University Press, tienen la ventaja estos de la Loeb editados al amparo de las prensas universitarias de Harvard de contar con el texto traducido a una lengua moderna (la lengua franca de hoy, por cierto). Sobre los de Clásicos Gredos, aportar los textos originales.
Allá cada cual con sus fantasías. Si a mí me tocase la Primitiva, me haría servir unas cuantas cajas (me las imagino de madera) con estos libros salidos de un almacén del Cambridge de Massachusetts, junto al río Charles sobre el que escribió Dámaso Alonso.

¡Feliz centenario!



5 comentarios:

Usoz dijo...

En las librerías de segunda mano dependientes de distintas ‘charities’ de muchas ciudades universitarias de las Islas, se pueden comprar por un par de libras o euros. Los he visto a carretadas. Proceden todos de las bibliotecas personales de los profesores de humanidades que se han ido jubilando.

Juan Manuel Macías dijo...

Feliz (doble) centenario, en efecto. Por don Álvaro y por la Loeb. Aunque he usado más los de Oxford, esa colección es una joya, con auténticos clásicos (valga la redundancia) de la edición crítica. Y el esmero tipográfico. Es una lástima que en España, con los buenos filólogos que hay, no tengamos nada parecido a Loeb, a Oxford, a Budé, a Teubner etc. Pero tal vez las cosas cambien pronto...
Abrazos.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Aplaudo tu iniciativa, Antonio. Yo, como Juan Manuel, he utilizado más los de Oxford y Teubner, pero tengo en casa varios de Loeb. Feliz Aniversario también para nosotros, filólogos clásicos y no, hijos en primer grado de los escritores de Grecia y Roma.

José Manuel Teixeira da Silva dijo...

Suponho que o meu português se percebe facilmente... Gostaria apenas de dizer como, sempre que possível, gosto de fazer um desvio para atravessar este lugar tão antigo e tão moderno...
Um abraço,

José Manuel T. S.
(http://subito-jmts.blogspot.com/)

samsa777 dijo...

Son unas ediciones, en efecto, extraordinarias. Me uno a las felicitaciones.