domingo, 13 de marzo de 2011

Tsunami (y 3)



Los seres van

recobrando sus vidas

(pero no todos).



Indiferente

al nuevo eje terrestre,

sale la luna.


5 comentarios:

Sara dijo...

Esto es buenísimo, Antonio. Y sobrecogedor también....

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Gracias, Sara. El domingo que viene estaré escuchando a un antiguo alumno de Queens: Paul Muldoon lee en el Ateneo de Madrid.

Mery dijo...

El eje terrestre volverá a su origen y los que quedamos seguiremos adelante ¡La vida nos da sus lecciones a base de bofetadas!
Estos versos tan bellos ya habrán llegado a oídos de los que tragó el tsunami.
Un abrazo

Sara dijo...

No me importaría tomarme unas pintas con Paul Muldoon, y de paso saber un poco más sobre esa práctica que tu bautizaste (tan acertadamente) con el término de "transversuras"!! :-)

Olga Bernad dijo...

"Pero no todos".
Las catástrofes cambian la piel del mundo y destrozan miles de pequeñas vidas que de lejos sólo son un punto, un número, una pesadilla en nuestros sueños.
Para algunos, nada volverá a ser igual.
Qué lecciones para nuestra soberbia, todo puede romperse en un segundo.