lunes, 7 de marzo de 2011

Zorrilla, 21




Quedo con Julio Manuel de la Rosa, de quien vamos a publicar en Paréntesis un volumen de relatos, La sangre del Sur. Siempre es un placer charlar con escritores mayores que uno: al magisterio le viene añadida la riqueza de las anécdotas, la transmisión oral de sucedidos, como era usanza antes de los tiempos de Internet y las tertulias en las redes sociales.
De un viaje suyo a Madrid, a finales de los años cincuenta, me ha contado la visita a Azorín en la casa de éste en Zorrilla, 21. Eran otros tiempos. Hoy se puede encontrar casi todo a través de Google. Entonces, no poco a través de la guía telefónica. José Martínez Ruiz no aparecía en la guía por la M, sino por su seudónimo: en la A de Azorín. Y así lo telefoneó para solicitar audiencia. Y allí lo halló, al final de un pasillo, junto al cuadro de Zuloaga.

2 comentarios:

Mery dijo...

Si, eran otros tiempos y ello propiciaba encuentros personales muy ricos y alentadores.
Creo que tu charla con de la Rosa debió ser por el estilo...

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Pues creo que no te equivocas.