domingo, 24 de abril de 2011

Apenas sensitivo


Terminé hace unos días la lectura de Apenas sensitivo, el más reciente de los diarios de Andrés Trapiello. En este caso, el volumen ha regresado a las extensiones antiguas y se ha quedado en la mitad de páginas de las que tenían los últimos tomos, pero no ha menguado el goce de la lectura. Como en la poesía (y este Salón de pasos perdidos tiene mucho de ella), menos es más (y al decir esto me pongo bergaminiano y visualizo una + y una -, signos gráficos que además evitan la rima con lo que sigue). A los habituales Ramón Gaya o Juan Manuel Bonet, las mañanas en el Rastro o las estancias virgilianas en Las Viñas se unen en esta ocasión páginas sobre Antonio Gamoneda, Delibes y Jiménez Lozano, y a las ciudades por las que lo lleva la promoción de Los amigos del crimen perfecto, novela con la que al inaugurarse el libro el autor gana el Nadal, se suman París o Ronda.
Emocionan la narrada muerte de la mastina Mora, el regreso al Torío natal con un equipo de televisión, y divierten muchos sucesos aparentemente nimios a los que Trapiello sabe sacar punta como nadie. Nos habla en voz baja, incluso cuando se ríe. Y en las entradas cortas afila más, si cabe, su inteligencia, como en esta con la que cierro esta nota de lectura y que se refiere precisamente a estos libros que nos hacen disfrutar desde hace ya casi veinte años:

DE Darío Jaramillo: "X hablaba en yo mayor". Estos cuadernos deberían hablar en tú sostenido, incluso en tú bemol, pero a falta de un registro más amplio, se le perdonará a su autor si reinciden alguna vez en el yo menor.



4 comentarios:

Á.V. dijo...

Amigo, acaba uno de colgar su comentario sobre lo mismo en el blog (http://mayora.blogspot.com/2011/04/el-romanticismo-suicida-de-trapiello.html)y ya veo que coincidimos. ¡Por Trapiello! Un abrazo, Á.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Pues encantado de coincidir también en esto, y van muchas cosas, amigo. Sólo que -y te felicito- tú lo cuentas mejor. Un fuerte abrazo.

gonzalo (madrid) dijo...

Buenos días. Recién descubierta tu bitácora. Una pregunta. ¿se puede leer esta "apenas sensitivo" sin haber leido los otros volúmenes previamente ? ¿Es este su mejor representante del salón de los pasos perdidos? Gracias

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Cualquiera de los volúmenes es bueno para adentrarse en el "Salón de pasos perdidos", y no es necesario haber leído los anteriores, aunque la verdad es que conozco no pocas personas que han desarrollado el hábito de leer tomo tras tomo, conforme van apareciendo. Este volumen, para quien se inicie, tiene como decía la ventaja de ser más corto, y quizá por ello sea una buena forma de probar. En ediciones de bolsillo han salido ya bastantes de los anteriores volúmenes, lo cual es otra opción más económica. A mí me han gustado todos, y en todos hallarás, creo, páginas de tu interés. Un saludo.