jueves, 16 de junio de 2011

Proelium nocturnum



Mi tocayo Antonio Serrano Cueto se hace eco en su blog de la aparición de mi tercer poemario (cuarto si se tiene en cuenta el cuaderno, o lírica y prestigiosamente plaquette, Bajo otra luz). Y halla en él un aire de familia clásico, apto a la declinación y a Roma.
No me extraña, pues Lejos, el título del libro, alude a muchas cosas: entre ellas, al remoto pasado en que se escribieron sus textos, que casi, casi los hace contemporáneos de Ovidio, Propercio y demás vates que Antonio menciona.
Se puede leer aquí, con el primer poema de la colección.