domingo, 3 de julio de 2011

A este lado del paraíso




Francis Scott Fitzgerald está siendo recuperado, en flamantes traducciones de José Luis Piquero, por Paréntesis. Si hace unos meses se publicaba la más conocida de sus novelas, El gran Gatsby, con traducción y prólogo del propio José Luis, en los próximos días verá la luz la primera novela de Fitzgerald, A este lado del paraíso, con un prólogo escrito para la ocasión por Joaquín Pérez Azaústre, fitzgeraldiano confeso y practicante (como demuestra en su propia novela El gran Felton).
A este lado del paraíso se desarrolla en Princeton, la universidad norteamericana donde hoy profesan grandes escritores como el irlandés Paul Muldoon o el argentino Ricardo Piglia, y está llena de alusiones y citas poéticas. Su lectura, que reportó a su autor la fama inmediata, me ha hecho recordar la de un viejo poema de Juan Luis Panero, "La gloria póstuma (Scott Fitzgerald)", recogido en Desapariciones y fracasos (1978) y para mí ya inseparable de un libro mítico que lo incluía y compré en la Renacimiento de la calle Mateos Gago de Sevilla el mismo año de su aparición, 1984. Me estoy refiriendo, naturalmente, a Juegos para aplazar la muerte. Allí, Panero escribía:

las noches largas del insomnio,
la angustia del dinero, los derroches de Zelda,
la sensación de impotencia y derrumbe,
el prematuro éxito y el también prematuro fracaso,
las cuentas del manicomio -donde Zelda iba a morir-
y más ginebra y más soledad.




3 comentarios:

José Luis Sevillano dijo...

Buena e interesante entrada, resultado de combinar a tres grandes: F. S. Fitgerald, José Luis Piquero y Juan Luis Panero.
Le felicitó por PARÉNTESIS; y a José Luis Piquero por su excelente traducción de EL GRAN GATSBY, que ahora estoy leyendo.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Gracias, José Luis.

José Luis Piquero dijo...

Abrazos para ambos.