sábado, 13 de agosto de 2011

García Ortega, poeta


Traductor, editor y novelista, Adolfo García Ortega es también poeta, como sabe cualquier lector atento. Ahora acaba de publicar en la editorial Abada Nuestra alegría, su octavo libro de poemas. Los hay duros, sobre los errores propios o ajenos, sobre el dolor y la quimioterapia o la morfina de Walter Benjamin. Los hay culturalistas sin alharacas (sobre Caravaggio o Kafka). Está también su fascinación por el mundo judío. Y la recurrencia del amor, que aquí adopta la forma de esa estupenda albada "Los pactos secretos", que comienza con estos versos:

Me gustan las guerras
que permanecen abiertas
entre tú y yo,
ser los dos el límite lejano
de países irreconciliables
(...)

No hay comentarios: